Lunes 24 de noviembre de 2008

UN POEMA DE NUESTRA COMPAÑERA DORA

Mujer de mi clase, trabajadora del mundo

Dora es inmigrante paraguaya en Argentina, trabajadora doméstica desde cuando apenas era una niña. Escribió estas líneas para las mujeres que sufren la violencia en todas sus formas.

Muchos tiempos, todo el tiempo, en todos los tiempos. Desde hace muchos años, todos los dias, en todas las épocas, en todo el planeta, vivimos siendo explotadas, violentadas, violadas y asesinadas.

Unidas debemos salir a la lucha por nuestros derechos.
Juntar proyectos múltiples y contundentes para emanciparnos

En pos de ser libres de las ataduras de toda índole.

Rompamos las cadenas compañeras, sin miedo, todas juntas podemos estudiar y aprender y dejar de ser la proletaria del proletario y de la patronal burguesa.

Vida digna y trabajo digno persigamos sin cesar,

Involucremos nuestras fuerzas y nuestra lucha en las calles para triunfar,

O el nefasto sistema capitalista nos seguirá atando a la explotación del hombre por el hombre.

La hora ha llegado, valientes mujeres! no pidamos, exijamos nuestro derecho al PAN pero también a las ROSAS!

Encadenadas nos quieren tener por los siglos,

Nos usan desnudas, nos usan con ropas, como a

Tantas mujeres de otras latitudes con sus cuerpos y caras tapadas, son violentadas por las guerras imperialistasjunto a sus niños y a sus hombres como en Irak y Afganistan.

A chicas inocentes y otras muy adolescentes, las llenan de plumas y brillantes fantasias y espejitos de colores y las ofertan al mejor postor, para el entretenimiento y tiempo libre de los que tienen mas, las clases dominantes.

Demás está decir que eso es violencia feroz hacia la mujer precarizada y pobre; vendiendo a la sociedad y a la t.v. En espectáculos y farándulas, creando fortunas para unos pocos.

A la vuelta de la esquina, en la ciudad y en el campo, crean timbas, casinos y prostíbulos para capitalistas patrones explotadores de trabajadores y trabajadorasy de la trata; los narcotraficantes les hacen vender drogas, las agotan las exprimen, las enferman y si se embarazan las mandan a abortar urgente en los peores lugares, las limpian como a máquinas puestas a producir, y si mueren? Qué importa, es una menos. Al gobierno de los derechos humanos no le importa la vida nuestra; nigan leyes para el aborto legal, seguro y gratuito. Las iglesias hacen oidos sordos, deberían escandlizarse por miles de muertes por aborto de mujeres pobres desocupadas de la ciudad y el campo que tiene más de diez hijos desnutridos y famélicos, que son como repuesto de mano de obra barata para el sistema capitalista.
No les importa si los chicos juntan basura en la ciudad y venden para poder comer, y ni hablan de dar mejor calidad de vida a nuestros niños dueños directos del futuro; los criminalizan y los llaman pibes chorros, y los ladrones de guantes blancos, dónde estan? Coimeando...ah, de eso no se habla. Quieren bajar cada vez más la edad de los chiquitos para meterlos presos, niegan presupuesto para mejos educación, mejor salud, mejor vivienda, mejor vivir. Así es que, a luchar compañeras con uñas y dientes por nuestros derechos a la vida digna para nuestras familias!

PANROSERAS NUEVA ERA

MUJERES EN ACCIÓN POR LA REVOLUCIÓN

Dora