www.panyrosas.org Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
Pan y Rosas
20 de noviembre de 2013 Twitter Faceboock

TODAS AL XXVIIIº ENCUENTRO NACIONAL DE MUJERES EN SAN JUAN
Para fortalecer la lucha por nuestros derechos

Por Noelia Barbeito, senadora provincial de Mendoza, PTS- Frente de Izquierda

Link: http://panyrosas.org/Para-fortalecer-la-lucha-por-nuestros-derechos

Otra vez, desde todo el país, miles de trabajadoras, estudiantes, amas de casa nos organizamos para venir a este XXVIIIº Encuentro Nacional de Mujeres en San Juan. ¡Ésta tiene que ser una gran oportunidad para organizar un movimiento de lucha, en las calles de todo el país, para ir por todos nuestros derechos! Porque no queremos más correr el riesgo de ser secuestradas por las redes de trata que operan impunemente en el país; porque no queremos más trabajar en condiciones de precarización, en talleres textiles clandestinos, con contratos-basura, con las categorías más bajas en las grandes industrias, con ritmos de producción que enferman y lesionan, con turnos rotativos y sin fines de semana para disfrutar de nuestras hijas e hijos; porque no queremos seguir recurriendo al aborto clandestino, poniendo en riesgo nuestra salud y nuestra vida; porque queremos elegir y porque no queremos que haya casi 300 mujeres jóvenes y pobres que mueren por esta causa.Como lo hicimos a lo largo de 28 años, volvemos a encontrarnos: 28 años de debates, de compartir experiencias, de reflexionar juntas; de algo que surgió por iniciativa de un grupo de feministas, pero que se fue haciendo cada vez más grande (ver Que no nos borren nuestra historia de lucha).

Pero en estos diez años de kirchnerismo, la política del gobierno fue “ningunear” los Encuentros Nacionales de Mujeres. Este año, llegaron al colmo de imponer, a través del gobernador Gioja –el que encabezó las movilizaciones en San Juan contra el matrimonio igualitario- y con acuerdo de la Comisión Organizadora, que el Encuentro no se hiciera en octubre para que “no molestemos” durante la campaña electoral. Los Encuentros son incómodos para el kirchernismo porque saben que aquí, no sólo las agrupaciones feministas o las militantes de la izquierda, sino miles de mujeres de todo el país reclamamos por el derecho al aborto, que Cristina ordenó que no se trate durante su mandato, condenando a 300 mujeres pobres a morir injustificadamente cada año.

Es por este motivo que, aunque cuenta con varias firmas de diputados y diputadas oficialistas y de los otros bloques de la oposición, el proyecto de ley de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto tuvo que ser presentado en cuatro ocasiones al Congreso Nacional, porque se “cajoneó” y caducó ya en tres oportunidades.
La Comisión Organizadora de los Encuentros, hegemonizada por el PCR, le ha hecho un gran favor a esta política del gobierno nacional, porque aunque se dicen opositoras, mientras el gobierno “ninguneaba” los Encuentros, permitieron que la jerarquía de la Iglesia se entrometiera para impedir el debate sobre el derecho al aborto.

Es así como, invocando el “espíritu del consenso”, la Comisión Organizadora se encargó de que la opinión de centenares de miles de mujeres valiera lo mismo que la de un puñado de provocadoras enviadas por los obispos para boicotear los talleres; llenándose la boca con la “autonomía”, hicieron acuerdos políticos e incluso financieros, con funcionarios y cámaras empresariales. Demonizando a las agrupaciones políticas que participamos de los Encuentros como lo hacemos también, cotidianamente, en la lucha por los derechos de las mujeres, quisieron ocultar su propia política: la de imponernos burocráticamente sus decisiones, para conciliar con el gobierno o la oposición patronal, la Iglesia y los empresarios.

Los anuncios después de la derrota electoral

Después de la derrota electoral, el gobierno nuevamente intenta recuperar la iniciativa, que no alcanza ni a suavizar la derrota, ni a tapar las decisiones que llevaron a poner al partícipe de la dictadura César Milani al frente del Ejército, defender la baja de edad de imputabilidad, nombrar al matón de Granados al frente del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, etc. Y al mismo tiempo, le abre las puertas de par en par a la Iglesia para que se entrometa y decida sobre la reforma al Código Civil (ver Sin controversias con Francisco…). Modificaciones reaccionarias y nuevos palos en la rueda para nuestra lucha por el derecho al aborto.

La interna del PJ está que arde, los intendentes bonaerenses escuchan ofertas... Insaurralde se encuentra con Massa. Se dirime quién sucederá a Cristina en el 2015 y la presidenta postula a Capitanich, nombrándolo jefe de Gabinete. El chaqueño ya cumplió esa función durante la presidencia de Duhalde y es conocido como uno de los más acérrimos enemigos del matrimonio igualitario y la legalización del aborto (ver CapitanichEn140Caracteres).

La oposición no está mucho mejor, porque aunque Massa se fortaleció en una provincia estratégica como Buenos Aires, a nivel nacional no hay un “liderazgo” indiscutido de ninguna de las frágiles alianzas políticas electorales patronales.
Y los que perdieron como en la guerra con sus apuestas electorales fueron los burócratas sindicales de todas las alas, también repudiados ampliamente por las propias bases: los que están con el gobierno, como la CTA-Yasky y la CGT-Caló, por acompañar la derrota del oficialismo; Moyano de la CGT opositora, por participar con la lista también derrotada del empresario De Narváez, que fue superado por el Frente de Izquierda en todas las localidades de gran concentración obrera; De Gennaro de la CTA opositora, integró la lista de PODEMOS con Vilma Ripoll y el PCR (que hegemoniza todos los años la Comisión Organizadora de los ENM), que tuvo un magro resultado; otros dirigentes de la CTA opositora se sumaron a la lista Camino Popular del economista Lozano, junto con los estudiantes de La Mella que perdieron cuatro centros de estudiantes de la UBA a manos del Frente de Izquierda, con una política ambigua entre el apoyo al gobierno, el chavismo y la oposición sojera.

Ni el kirchnerismo, ni la oposición patronal de Massa, Macri, la UCR, el PJ o UNEN tienen nada bueno que ofrecernos. Todos pactan con el Vaticano en contra de nuestros derechos y se preparan para sostener la inflación y el ajuste; piden más presencia en las calles y más poder de fuego para las fuerzas represivas que están implicadas en los grandes crímenes como la trata de mujeres y el gatillo fácil.

¡Emerge el Frente de Izquierda!

En medio de esa situación, los resultados de la histórica elección del Frente de Izquierda expresan la emergencia de una corriente política que tiene una proyección nacional que se basa en la simpatía de sectores del movimiento obrero y del movimiento estudiantil, por un programa anticapitalista y de independencia de clase.
¡Un gran punto de apoyo, para la lucha por nuestros derechos y el desarrollo de un gran movimiento de mujeres! Un millón doscientos mil votos, tres diputados nacionales y siete legisladoras y legisladores provinciales que estaremos al servicio de organizar políticamente a esos sectores; que haremos de la bancada obrera y socialista en el Congreso y las legislaturas provinciales una verdadera tribuna de denuncia a los políticos del régimen y sus instituciones. Además de los diputados nacionales Nicolás del Caño (PTS), Néstor Pitrola (PO) –que rotará en su cargo con la abogada Myriam Bregman (PTS)- y Pablo López (PO), los diputados provinciales como Christian Castillo (PTS) y otros, también estamos Cecilia “Panchi” Soria (PTS) –la legisladora mendocina más joven de la historia de la provincia-, Gabriela Cerrano (PO) –recientemente electa senadora salteña- y yo que fui electa senadora provincial.
No es casualidad que por nuestra defensa incondicional de los derechos de las mujeres, que fue uno de los puntos más destacados de la campaña del Frente de Izquierda –en spots, afiches y candidatas y candidatos que expresaron esta pelea por el derecho al aborto en debates, tribunas y entrevistas- hayamos sido atacados por la derecha clerical y los medios, en Mendoza contra nuestro compañero Nicolás del Caño o contra la compañera Gabriela Cerrano del PO, en Salta. Y en la reaccionaria Córdoba de la narcopolicía, seguimos exigiendo que se abran las urnas, contra el fraude con el que el régimen pretende robarnos la banca que le corresponde a la luchadora Liliana Olivero (IS), candidata a diputada nacional del Frente de Izquierda.

En nuestros puestos parlamentarios, cumpliremos con aquello que el Frente de Izquierda planteó en la campaña: que esa bancada sirva para fortalecer nuestras luchas, es decir, para promover la movilización extraparlamentaria por las demandas más sentidas de las masas. Bancada al servicio de luchar por recuperar los sindicatos de manos de la burocracia traidora (ver Recuperar los sindicatos es una tarea de primer orden); organizar a la juventud estudiantil en centros militantes que busquen la unidad en las calles con la clase trabajadora; fortalecer la lucha por el derecho al aborto y todos los derechos de las mujeres.

En San Juan, tenemos planteado, además, levantar la voz de las mujeres de todo el país contra la megaminería de las multinacionales que expolian nuestros recursos naturales y perjudican el medio ambiente; denunciando a la Barrick Gold que al haber sido multada en Chile por daños ambientales, descargó su crisis sobre los trabajadores, frenando sus inversiones y despidiendo a 5 mil obreros.

Por todo esto, a todas las mujeres trabajadoras, a las jóvenes estudiantes y a las amas de casa que en los barrios, en las escuelas, las universidades y los lugares de trabajo nos acompañaron en esta campaña electoral del Frente de Izquierda, colaborando con la difusión de nuestras propuestas, convenciendo a otras y otros para que nos voten, fiscalizando el día de la elección, a las que participan del Encuentro y están de acuerdo con nuestras propuestas, las invitamos a organizarse junto a Pan y Rosas y el PTS.

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/panyrosas.argentina/
@PanyRosas_Arg
Suscribite por Whatsapp
(011) 2340 9864
Contacto
www.panyrosas.org.ar