Sábado 23 de febrero de 2013

ROSARIO

Suplemento especial por el Día Internacional de las Mujeres

Lucía es docente de la zona sur de Rosario. Como la mayoría, votó a favor de parar, porque el sueldo no alcanza. Hace unos días, fue a la marcha docente junto a sus compañeras, y se acordaron, con bronca, del discurso de la presidenta en el cual atacó a las maestras. “¿Cómo nos puede tratar de vagas?” piensa Lucía, “si vamos de escuela en escuela, con jornadas interminables, cruzando la ciudad de punta a punta, con años enteros sin estabilidad laboral”.

1 / 1

Lucía, mujer y maestra

Lucía es docente de la zona sur de Rosario. Como la mayoría, votó a favor de parar, porque el sueldo no alcanza. Hace unos días, fue a la marcha docente junto a sus compañeras, y se acordaron, con bronca, del discurso de la presidenta en el cual atacó a las maestras. “¿Cómo nos puede tratar de vagas?” piensa Lucía, “si vamos de escuela en escuela, con jornadas interminables, cruzando la ciudad de punta a punta, con años enteros sin estabilidad laboral”. “La presidenta no sabe lo que es ser maestra”, piensa, “no sabe lo que es ser como Daniela Spárvoli”. Cada vez que se acuerda de Daniela, a Lucía se le estruja el estómago: “cómo puede ser que vivamos en una sociedad donde una maestra, obligada a hacer dedo para llegar al trabajo, es violada y asesinada”.
Está cansada. La jornada laboral sigue en la casa. De la escuela se va cargada con los trabajos prácticos que tiene que corregir y después hay que ayudar a los chicos con los suyos. Lavar, planchar, cocinar… La tarea de madre y maestra nunca se termina. “Para colmo este dolor de espalda que no me afloja”.

Mientras marcha, se acuerda que cuando ganó el socialismo de Binner y Bonfatti pensó que iban a cambiar un poco las cosas. “Al final no cambió nada. Los sojeros la levantan con pala, pero si llueve, se me inunda la casa, la de mis alumnos y la escuela”. Todos los días, se enfrenta a la realidad de los barrios pobres de Rosario: los narcos y la policía son dueños y señores de la vida y la muerte. Todo eso entra en las aulas. La misma impunidad que mató a Jere, Mono y Patom, o a la trabajadora social Mecha Delgado, la viven todos los días sus alumnos. “Aquellos que dejaron libre al comisario narco Tognoli, ¿Qué autoridad tienen para negarnos ganar un sueldo que llegue a la canasta familiar, o para negar a nuestros alumnos la educación y la vida que merecen?”.
En el acto, escuchó el saludo de Raul Godoy. No podía creer que un legislador presentara un proyecto para que los diputados ganen lo mismo que una maestra. "Claro, si los que nos gobiernan ganan 30 lucas, nunca van a gobernar para nosotros".

Volviendo a casa, Lucía seguía pensando. “No quedan dudas que la mayoría queremos parar”. Pero a la vez, está cansada de que cada provincia luche por separado y nunca se coordina a nivel nacional, está cansada de votar todos los años por el paro para que después los dirigentes, que se dividen solo para chuparle las medias a algún gobierno, terminan negociando salarios de miseria. “Y para colmo nos descontaron los días de paro”, se queja. “Hace falta que participen más las docentes, no solo los delgados, que coordinemos con otros departamentos, hay que ganarle a los burócratas”.
Lucía recibió una invitación para marchar el 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Está pensando en ir. Ya se le cerró la garganta de bronca cuando vio por la tele la escandalosa impunidad para los secuestradores de Marita Verón. Hay que salir a la calle. “Al final, la mayoría de la docencia somos mujeres, es hora que reclamemos nuestros derechos como mujeres trabajadoras”

FACEBOOK: Pan y Rosas Rosario
MAIL: pyr.rosario@gmail.com
Local: Urquiza 1158
Página: www.pyr.org.ar

Que los diputados y concejales ganen lo mismo que una maestra

Desde Pan y Rosas, apoyamos el proyecto para que los diputados ganen lo mismo que una maestra, presentado por Raúl Godoy, dirigente del PTS y legislador neuquino por el Frente de Izquierda.
Como señaló Godoy, “Nosotros dijimos en nuestra campaña que íbamos a ganar lo mismo que en la fábrica y lo venimos cumpliendo, porque entendemos que no deben haber sueldos de privilegio por un lado y sueldos de hambre por el otro. Este proyecto lo acompañamos con las adhesiones de ATEN (docentes de Neuquén), y con una campaña de firmas en toda la provincia. Que sean los diputados los que digan por qué ellos cobran seis, siete, y hasta ocho veces más que una maestra”.
El proyecto tuvo una amplia repercusión en Rosario. El saludo de Raúl Godoy fue recibido por una ovación de los docentes de AMSAFE y SADOP y los estatales de ATE. Al día siguiente la reunión de delegados de AMSAFE Rosario, a propuesta de nuestros compañer@s de la 9 de Abril (PTS + independientes) votó apoyar la propuesta, al igual que la reunión de Comisión asesora de Antropología de la UNR. Desde Pan y Rosas apoyamos y participamos de la juntada de firmas en apoyo al proyecto que está llevando adelante la agrupación docente 9 de Abril.

Marchá con nosotras el 8 de marzo.

Porque queremos el pan, y también las rosas.
Después de 10 años de kirchnerismo y 6 de falso “socialismo” de Binner y Bonfatti, ya es claro que ellos son los responsables de la enorme precarización laboral de las mujeres, de los altos índices de mortalidad por abortos clandestinos y de violencia contra las mujeres. Las mujeres trabajadoras y pobres sienten que las asignaciones universales y los sueldos no alcanzan. Las jóvenes, las principales víctimas del aborto clandestino, saben que el verso del “progresismo” se acaba, cada vez que Cristina Kirchner da la orden de no avanzar ni un centímetro en la legalización. Todas tienen la certeza de que sin la participación de las fuerzas represivas del Estado nacional y provincial, la justicia y los funcionarios políticos, no podrían funcionar las redes de trata, como la que secuestró a Marita Verón y más de 600 mujeres. Miles de mujeres que empiezan a mostrar su descontento con los gobiernos, que a veces se transforma en bronca, como la de las madres de las víctimas de la Masacre de Once. Otras, se transforma en acciones contundentes, como el paro del 20 de noviembre pasado. O como las docentes que salieron al paro en todo el país, lucha que acompañamos y somos parte con nuestros compañeros de la agrupación docente 9 de abril. Esas miles de mujeres vienen masticando la bronca de una vida que está enteramente precarizada.
Con centenares de esas mujeres trabajadoras, amas de casa, inmigrantes, estudiantes de todo el país, las compañeras de Pan y Rosas nos propusimos poner en pie un movimiento de lucha por todos nuestros derechos. Cada una de nosotras se ha transformado en la organizadora de decenas de otras nuevas compañeras. Este 8 de marzo no tenemos nada que festejar, pero tenemos muy claro por qué luchamos. El capitalismo, sus gobiernos y este régimen de democracia para ricos nos siguen impidiendo a las mujeres disfrutar de las bellezas y bondades de la vida. Por eso te llamamos a movilizarte este 8 de marzo, para luchar por nuestros derechos. Y te invitamos a organizarte con nosotras.
VIERNES 8, A LAS 18HS EN PLAZA SAN MARTÍN (DORREGO Y CÓRDOBA)
Luego hacemos una choripaneada de Pan y Rosas en Urquiza 1158

Un debate con la multisectorial de mujeres.

¿Por qué no encabezan la marcha las docentes en lucha?
La multisectorial de mujeres nuclea a varias organizaciones como el FPDS, el PCR y la Secretaría de Género de la CTA. Desde Pan y Rosas participamos como parte de nuestra pelea para poner en pie un movimiento de mujeres activo, en las calles. Sin embargo, la multisectorial está vacía de participación, como también las marchas que organiza donde participan un puñado de mujeres ya organizadas. Las compañeras del FPDS o del PCR han sido amplias para compartir marchas con el kirchnerismo, el PS y hasta la UCR (como fue el 25/11 pasado), pero tienen una política contraria a ampliar la participación de trabajadoras y estudiantes. Para este 8/3, desde Pan y Rosas propusimos que la marcha sea encabezada por una bandera en apoyo a la lucha docente, y que convoquemos ampliamente a las docentes a participar y encabezar, como forma de ampliar la participación de las mujeres trabajadoras en la lucha por nuestros derechos. Pero las compañeras se negaron.

El 24 de marzo, también

Te invitamos a marchar con nosotras, de forma independiente a los gobiernos de CFK y Bonfatti. Nuestr@s compañer@s de la agrupación docente 9 de abril van a proponer, al igual que el año pasado, que Amsafé marche de forma independiente a los gobiernos nacional y provincial. Levantaremos las banderas históricas por el juicio y castigo a todos los genocidas (la mayoría no están ni procesados, a pesar de 10 años de kirchnerismo), por la aparición con vida de Julio López, por justicia para Mariano Ferreyra. También vamos a denunciar las persecuciones, represión y espionaje ilegal que se profundizan tras bajo el kirchnerismo. Hay 5000 procesados por luchar y la gendarmería monto una red de espionaje ilegal en todo el país, en especial contra los luchadores obreros, de DDHH y la izquierda. El gobierno provincial no se queda atrás: reprime y detiene a los desocupados de la CCC, mientras banca a la narcopolicía. Como agrupación de mujeres, luchamos por el esclarecimiento del asesinato de Silvia Suppo, del cual se cumplen 3 años el 29 de marzo. Silvia hizo un valiente aporte al declarar en la causa Brusa, denunciando como el aleccionamiento sobre el cuerpo de las mujeres era un método específico de tortura y por lo tanto un crimen de lesa humanidad. Por eso, a pesar de que el gobierno provincial se apuró a decir que su asesinato fue parte de un robo, garantizando la impunidad, nosotras junto a sus familiares exigimos el esclarecimiento y el castigo a todos los responsables.

Pan y Rosas en Amsafé

Desde Pan y Rosas y la agrupación docente 9 de abril consideramos que sindicatos como Amsafé, con mayoría de mujeres, pueden jugar un rol muy importante para organizar no solo docentes, sino también a las madres de los alumnos, trabajadoras, mujeres de las barriadas pobres y estudiantes. Esta fue una de las reflexiones que atravesó la charla que organizamos a fines de 2012: “La precarización laboral y los derechos de las mujeres. A 5 años del gobierno de Cristina y del Frente Progresista en Santa Fe”. Las panelistas fueron Daniela Vergara, Secretaria Adjunta de AMSAFE Rosario y Andrea D’Atri, dirigente de Pan y Rosas y del PTS. Más de 120 compañeras participaron de esta importante actividad. Este año queremos continuar con estas iniciativas.

Ser docente, profesión insalubre

El trabajo docente conlleva un fuerte desgaste que se expresa en el deterioro de nuestra salud. Disfonía, reumatismo, gastritis, lumbago, problemas de la visión, várices... además de otras enfermedades profesionales que no son reconocidas como tales por Salud Laboral, como el síndrome de Burnout, cuyos síntomas son cansancio, desgaste emocional, pérdida de energía, desorientación y sentimientos depresivos. Acuciadas por un salario que no alcanza, a la jornada en la escuela se le suma el trabajo doméstico no remunerado. Nuestro lugar de trabajo dista mucho de ser ideal: edificios en mal estado, suciedad, humedad, sin calefacción, pérdidas de gas, agua contaminada... Que las maestras dejemos nuestras vidas en la escuela no puede ser algo "normal". Debemos exigir que un cargo tenga un salario equivalente a la canasta familiar, el reconocimiento de todas las enfermedades laborales y sus correspondientes licencias y mejores condiciones de trabajo; la estabilidad de todos los docentes, horas institucionales pagas para el trabajo extra-curricular. Por Jardines Maternales atendidas por trabajadoras y trabajadores idóneos en todos los lugares de trabajo, financiados por el Estado.

Señorita Maestra

"La maestra Patricia es casada pero la llaman “señorita”. El señor director es soltero, sin embargo no lo llaman señorito. Claro, los varones son señores siempre. Las mujeres en cambio, para ser señoras, tenemos que ser señoras de algún señor. Si no nos casamos somos señoras chiquitas: “señoritas”. Sólo al casarnos nos hacemos grandes y nos pueden llamar “Señoras”. Bueno, pero yo estaba hablando de la señorita Patricia, que también la llaman la “segunda madre”. Es madre, entonces, pero madre virgen, porque ser madre soltera no está muy bien considerado en la escuela."(Fernández, A. (1992): La sexualidad atrapada de la señorita maestra, Nueva Visión, Bs. As.)
Parece un chiste pero es real. La docencia es visiblemente una actividad laboral en la que, mayoritariamente, nos desempeñamos mujeres: el 80% de la docencia a nivel nacional y el 83% a nivel provincial, somos mujeres. El estereotipo de la señorita maestra está basado en las "aptitudes maternales innatas", la vocación educadora y el amor a la infancia, características supuestamente “naturales” de las mujeres. Esto tiene consecuencias muy concretas: mala remuneración y desvalorización de nuestro trabajo. Porque si es "natural", no hay esfuerzo, ni preparación, ni capacitación especial para ejercer la docencia. ¿Por qué tendría que valorarse una actividad que se supone que nos surge espontáneamente sólo por el hecho de ser mujeres? Así, se considera a nuestra labor más como un "apostolado" o un "sacerdocio" que como un verdadero trabajo asalariado y, encima, mal remunerado. La investigadora Graciela Morgade propone denominar a las docentes "obreras de la tiza", justamente para visibilizar y poner de relieve la condición de trabajadoras.

Manifiesto yoico.
Poema de Betty Jouve, docente y escritora

Yo, la sacrificada.

Yo, la abnegada.

Yo, apóstol laica.

Yo, madre y maestra.

Yo: la planchadora

la cocinera

la acunadora

la cuidadora

Yo, esa misma yo,

muto y me permuto

deseante y discente,

impredecible y rebelde.

Yo, esa misma yo,

maestra y madre

me asombro y me regocijo

mientras devengo mujer.

Que me quemen en la hoguera

las viejas del barrio,

y los machistas del mundo unidos,

porque yo, esa misma yo,

decido en el ejercicio pleno de mis facultades mentales

asaltar los cielos de mi propio deseo.

Betty Jouve

PAN Y ROSAS
PTS e independientes
En el FRENTE DE IZQUIERDA y los trabajadores




Temas relacionados

Agrupación    /    Derechos y Libertades Democráticas