Martes 30 de noviembre de 2010

LA PLATA

¡Sigamos el ejemplo de las jóvenes trabajadoras y enfrentemos la precarización!

El 29/11 desde Pan y Rosas nos movilizamos junto a trabajadoras telemarketers de “La Mandrágora” para escrachar a esta “empresa fantasma” que vende tiempos compartidos.

El 29/11 desde Pan y Rosas nos movilizamos junto a trabajadoras telemarketers de “La Mandrágora” para escrachar a esta “empresa fantasma” que vende tiempos compartidos. No sólo tiene su personal en negro y en condiciones pésimas de trabajo, sino que ante el reclamo de las trabajadoras del pago de días adeudados, las despidieron luego de haberlas amenazado.

Esta empresa no sólo explota a sus trabajadores (en su mayoría entre 18 y 30 años) sino que se ufana de contratar mujeres porque para ellos serían más “gilas” que los varones. Resulta que estas “gilas” lograron en un día hacerle perder a la empresa la ganancia de una semana. La gente al enterarse por los medios del escrache, comenzó a llamar cancelando sus contratos.

Ante los medios una de las trabajadoras afirmó: “Estamos reclamando que nos paguen y que no les pase más esto a ninguna otra mujer, que dejan su familia y vienen en busca de un trabajo digno para ser sometidas a estos empresarios, que lo único que hacen es llenarse los bolsillos a costa nuestra”.




Temas relacionados

Trabajo