Martes 14 de abril de 2009

OLMOS

Salió el Boletín Nº 2 de Pan y Rosas - OLMOS

Abril 2009 - Boletín Nº 2 de Pan y Rosas/ Olmos.

La seguridad de lo ricos no es la nuestra?

En una situación como la que vivimos con despidos y suspensiones, donde comienzan a haber miles de desocupados, sigue el ataque al salario y los tarifazos, en los últimos tiempos se le sumo el nuevo plan de "seguridad" que lanzó el gobierno, que llevó a que en el barrio de San Fernando, el intendente comenzara a construir un muro para separar a ricos y pobres. Este muro tenía como intención separar a miles de familias trabajadoras y a los pobres del barrio, discriminándolos y tratándolos como delincuentes.

Muchos vecinos movilizados que lograron que el muro no se construyera, preguntaban, con toda razón? "-¿Por qué no construyen casas o nos dan trabajo, en vez de gastarlo en este paredón?". Pero este muro no puede esconder que en la Argentina ya existe la división entre ricos y pobres.

Por un lado están lo patrones que durante años ganaron millones y ahora nos sacan el trabajo y por otro estamos las familias trabajadoras y los pobres que somos la mayoría del país y que no tenemos los más mínimos derechos garantizados, como la salud, la educación y el trabajo.
Pero en la televisión no muestran las necesidades de las familias trabajadoras, al contrario, se encargan de difundir lo bien que viven los ricos y famosos, mientas ocultan lo mal que se vive en los barrios obreros y la persecución cotidiana que sufren la mayoría de los jóvenes pobres, los cientos de casos de "gatillo fácil" , el secuestro de mujeres en redes de trata y las desapariciones como es el caso de Luciano Arruga, de 16 años que fue detenido y secuestrado por la policía de Lomas del Mirador.

En nuestros barrios somos cientos las mujeres que trabajamos en negro sin ningún derecho, e incluso, en muchos casos somos el único sostén del hogar. A esto se le suma que también aumentaron "las tareas domésticas", que no son reconocidas como trabajo, a pesar de que debemos realizarlo durante todos los días de la semana, sin descanso y haciendo varias tareas al mismo tiempo. En la gran mayoría de los barrios de la zona no contamos con el acceso a una salud digna para nuestras familias, mucho menos con un plan de salud reproductiva y anticoncepción para las mujeres. En varias fábricas como Mafissa, Aluar o Emapi, ya despidieron a los contratados y suspendieron a los trabajadores efectivos. En Acorazado echaron a todas las trabajadoras contratadas, a las que les pagaba con un plan del gobierno. Cientos de jóvenes no encuentran trabajo y se dedican a "changear" para ayudar a su familia? -¿Por qué si los trabajadores/as no somos socios de las ganancias de los patrones, tenemos que serlo de sus perdidas?

Las mujeres de pie frente a la crisis

- ¡No podemos dejar que los patrones descarguen su crisis sobre nuestras familias!... Por eso, las mujeres que trabajamos y no encontramos respuesta en nuestro gremio o no hay nadie que defienda nuestros derechos, y las amas de casa que también trabajamos en nuestro hogar, tenemos que unirnos y enfrentar junto a los trabajadores los despidos, las suspensiones, y los tarifazos. Porque será sobre nosotras y nuestras familias, sobre quienes recaerán más tareas, más trabajo, más dificultades cuando esta crisis golpee con más fuerza. La experiencia que nos dejaron las mujeres de Mafissa, que organizaron una comisión para defender los puestos de trabajo de los obreros y la experiencia que están haciendo hoy las esposas de los trabajadores de Iveco son ejemplos de lucha y resistencia frente a la prepotencia de los patrones y nos demuestran que cuando estamos unidas y organizadas podemos cambiar las cosas.

Este sábado 18 de abril a las 18 hs en el centro Cultural Nuestra Voz, te invitamos a acercarte con tus compañeras de trabajo y tus vecinas al encuentro de trabajadores y trabajadoras de la zona que estamos organizando. La idea es poder intercambiar experiencias que cuenten cual es la situación es nuestro lugar de trabajo, cuales son las problemáticas que afectan a las familias obreras y como organizarnos para que los patrones no nos hagan pagar su crisis.

Agrupación de Mujeres Pan y Rosas - Olmos

Centro Cultural Nuestra Voz/ Calle 44 N-º 5025 e/195 y 196.