Lunes 10 de marzo de 2014

CÓRDOBA

Pan y Rosas se movilizó en Córdoba el día internacional de las mujeres trabajadoras

Este viernes 7 de marzo, una vez más, las mujeres tomamos las calles. Este año, la pelea por los derechos de las mujeres es indispensable porque el gobierno se prepara para descargar un ajuste enorme sobre los trabajadores y el pueblo. Nosotras sabemos que las primeras en ser despedidas, suspendidas y que seremos arrojadas a una situación de mayor miseria y explotación, seremos las mujeres.

Este viernes 7 de marzo, una vez más, las mujeres tomamos las calles. Este año, la pelea por los derechos de las mujeres es indispensable porque el gobierno se prepara para descargar un ajuste enorme sobre los trabajadores y el pueblo. Nosotras sabemos que las primeras en ser despedidas, suspendidas y que seremos arrojadas a una situación de mayor miseria y explotación, seremos las mujeres. Porque luego de más de 10 años, bajo el gobierno de los K y con una presidenta que dijo que éste sería el "siglo de las mujeres”, somos las más precarizadas, trabajamos en negro, con jornadas extenuantes, como las de las miles de docentes a las que Cristina trata de vagas y mentirosas.

Por eso, entre las principales compañeras que nutrieron columna de Pan y Rosas en Córdoba, estaban las docentes y las trabajadoras de la salud que hoy siguen luchando contra el ajuste y el techo salarial que el kirchnerismo, con ayuda de las burocracias y los gobiernos provinciales, imponen a las trabajadoras. Estuvieron además, las compañeras de la Comisión de Mujeres de Volkswagen, que siguen luchando junto a sus compañeros por la reincorporación.

Una vez más, las mujeres nos movilizamos para defender contra la reaccionaria reforma del Código Civil que la presidenta impulsa en acuerdo con la Iglesia, y por el derecho al aborto legal, seguro, libre y gratuito. Nos movilizamos una vez más por la aparición con vida de Yamila Cuello y las mas de 600 desaparecidas a manos de las redes de trata que dirige la narcopolicía delasotista. A 4 años del asesinato de la "Pepa" Gaitán nos movilizamos para decir basta de homolesbotransfobia e inmediata separación de la Iglesia del Estado.

La lucha de los trabajadores y trabajadoras automotrices como Valeo cuya planta está tomada hace más de 15 días para que reincorporen a los más de 60 despedidos y por recomposición salarial, estuvo bien alto entre nuestra banderas, para que triunfen!

Pero la combativa columna de más de 100 mujeres de Pan y Rosas, en un marcha que contó con la presencia de gran cantidad de organizaciones de mujeres, fue la que peleó consecuentemente para que las mujeres estemos a la cabeza de reclamar la absolución ya de los petroleros de Las Heras que el gobierno de Cristina atacó brutalmente para defender los negocios de las petroleras imperialistas que saquean los recursos del país. Ante la defensa que hizo la Presidenta, del escandaloso fallo que condena a los trabajadores a cadena perpetua luego de un juicio fraudulento con testimonios arrancados con los métodos de la última Dictadura Militar, las mujeres de Pan y Rosas decimos:

NINGÚN PETROLERO PRESO!!!

No nos amedrentan, las calles son nuestras!