Jueves 3 de septiembre de 2009

CIUDAD DE BUENOS AIRES

Marchamos contra la trata de mujeres: ¡Las queremos con vida! ¡Las queremos con nosotras!

Jueves 3 de Setiembre - 18:00 hs en Congreso

Como lo hacemos el 3 de cada mes, este jueves concentramos en Pza. Congreso, junto a distintas organizaciones de mujeres, sociales y políticas para denunciar que más de 600 mujeres y niñas han sido desaparecidas en nuestro país por parte de las redes de trata y prostitución, que funcionan gracias a la complicidad, e incluso la participación activa, de las las llamadas "fuerzas de seguridad", así como de funcionarios políticos y judiciales de todo orden.

Pan y Rosas sostiene que para terminar con tanta impunidad es necesaria la más amplia unidad y llama a ser miles en las calles para exigir:

- Castigo efectivo a los proxenetas y todos los implicados en este aberrante negocio. Atención integral de las mujeres en situación de prostitución que incluya, además de asistencia jurídica, médica, psicológica y social, la posibilidad de otras opciones de vida con salarios equivalentes a la canasta familiar y el acceso gratuito a todos los niveles de educación que las mujeres requieran, además de vivienda, pleno acceso a la salud y la educación.

- Anulación de la ley de trata, promulgada por el Congreso, ya que significa facilitar el comercio de los proxenetas, y despenaliza toda posible sospecha que pueda pesar sobre ellos. Esta ley define a la trata como un delito federal pero sólo si la víctima mayor de dieciocho años denuncia que ha sido amenazada, coaccionada, raptada o extorsionada. Nadie que esté esclavizada y amenazada va a denunciar que está en ese lugar obligada por otros!

- Basta de persecución policial y criminalización de las mujeres en situación de prostitución. Pleno derecho a autoorganizarnos por nuestras demandas.

- Desmantelamiento de las redes de trata y prostitución. Aparición con vida ya de todas las mujeres y niña/os desaparecida/os. Recuperación inmediata de la identidad de los niños/as nacidos/as en el cautiverio de la esclavitud sexual.

- Ninguna confianza en la justicia, en los funcionarios cómplices, la policía y otras fuerzas represivas, principales socias de este gran negocio. Exigimos la conformación de organismos de investigación de las redes de trata en manos de víctimas, sus familiares y organizaciones de mujeres y de derechos humanos independientes de estos sectores, para esclarecer cada hecho y avanzar en la lucha por terminar con la violencia que sufrimos las mujeres.