Miércoles 1ro de abril de 2009

SUTEBA - LA PLATA

Luchemos por nuestros derechos

En el ámbito educativo las trabajadoras de la educación constituimos una abrumadora mayoría, sin embargo, pese a esta superioridad numérica todavía son relegadas nuestras necesidades básicas.

En el ámbito educativo las trabajadoras de la educación constituimos una abrumadora mayoría, sin embargo, pese a esta superioridad numérica todavía son relegadas nuestras necesidades básicas.

Estamos obligadas a acumular múltiples cargos y módulos porque nuestros salarios no cubren la canasta familiar y muchas de nosotras somos sostén de nuestros hogares. Trabajamos en las escuelas, corremos de una escuela a la otra, haciendo malabares con nuestros hijos pequeños y nuestras tareas domésticas para combinar los horarios fuera y dentro de casa. Esto es así porque, entre otras cosas, el Estado no garantiza guarderías gratuitas para nuestros hijos. En nuestro caso, docentes de la Provincia de Buenos Aires, sólo recibimos un subsidio tan exiguo que no alcanza para pagar a una niñera por algunas horas ni mucho menos guardería privada.

Pero? -¿quién resuelve los problemas de las mujeres docentes? Nuestro sindicato, el SUTEBA, ni siquiera cuenta con una secretaría de la mujer. Y la CTERA, el sindicato a nivel nacional de las y los trabajadores de la educación, cuenta con una secretaría llamada Igualdad de Género y Oportunidades que solo encontramos en internet?

Son muchas las peleas que tenemos que dar las mujeres trabajadoras; una de ellas es por la igualdad de oportunidades para la representación sindical. Que tengamos representación proporcional es un derecho democrático tan fácil de entender que hasta la misma burocracia sindical apoyó las leyes que obligan que, al menos un 30% de los cargos sindicales sean ocupados por mujeres, no obstante los secretarios generales y los principales dirigentes son hombres: como Roberto Baradel, y en su momento Hugo Yasky como secretario general de la CTERA.

Pero evidentemente, con eso no resolvemos nada. Porque el problema de fondo es que las mujeres no participamos en la vida sindical y política igual que los hombres, ya que después de la jornada laboral: lavamos, planchamos, limpiamos, cocinamos, y cuidamos a nuestros hijos: un trabajo no remunerado que nadie reconoce como tal.

Por eso desde la Lista Marrón y la agrupación Pan y Rosas planteamos la necesidad de que nuestro sindicato y todas sus seccionales tienen que tener una secretaría de la mujer que pelee por guarderías gratuitas, por licencias por maternidad para todas las docentes, por el reconocimiento de todas las enfermedades laborales y para recuperar el día femenino, por acabar con los múltiples cargos a los que nos vemos sometidas las docentes, y para abordar todos los problemas que tenemos como mujeres trabajadoras.

Organizarnos para conquistar nuestros derechos

En momentos en que se pretende descargar la crisis económica sobre nosotras, está más claro que nunca que nadie nos regalará nada. Las mujeres trabajadoras de la educación tenemos que dar un paso adelante y pelear junto a nuestros compañeros por recuperar de las manos de la burocracia de Baradel y compañía, nuestro sindicato, nuestra herramienta de lucha. Para construir un sindicato combativo, que pelee por un verdadero aumento de salario (y no a las migajas a las que nos tienen acostumbradas) y por la triplicación del presupuesto educativo en base al no pago de la deuda externa y al quite de subsidios a la educación privada.

Desde la lista Marrón y Pan y Rosas te invitamos a discutir, charlar y organizarnos.

-¡Por guarderías gratuitas!

- ¡Por una secretaría de la mujer!

- ¡Por el reconocimiento de todas nuestras enfermedades profesionales!

- ¡Por la igualdad de oportunidades en la representación sindical!

Un docente = un cargo = un salario equivalente a la canasta familiar

Lista Marrón en SUTEBA La Plata/ Agrupación Pan y Rosas




Temas relacionados

Educación