Lunes 6 de julio de 2009

AGRUPACION "NOSOTRAS" EN PAN Y ROSAS

Las mujeres decimos: ¡Ni una muerte más por gripe A!

Ya son decenas de muertes por gripe A y hay miles de casos confirmados.

Ya son decenas de muertes por gripe A y hay miles de casos confirmados. La Argentina es el tercer país con más víctimas fatales, después de México y EE.UU. En la provincia de Buenos Aires, la más afectada, la única medida que había anunciado el derrotado Scioli fue destinar el Hospital de Trauma de Malvinas Argentinas para atender los casos de gripe A de todo el conurbano. El viernes 3 de Julio la presidenta Kristina visitó este Hospital donde de forma totalmente descarada el Ministro de Salud de la Provincia, Claudio Zin, afirmó: "Les hemos mostrado el nivel tecnológico que tiene este lugar, que es comparable al de cualquiera de los mejores hospitales del mundo". Pero, lejos de esto, el Hospital no cuenta con equipamiento necesario, ni insumos y los enfermos se encuentran todos amontonados aumentando no sólo el riesgo de contagio sino de muerte. Los médicos del trauma no son suficientes (-¡esta semana tomaron como medida que los psiquiatras también atiendan!), son todos residentes (sin experiencia previa) y totalmente flexibilizados gracias al proceso de "municipalización" que reventó la salud pública llevado adelante por el Intendente Cariglino.

Este cuadro muestra que el Gobierno no ha tomado más que medidas totalmente testimoniales e irresponsables, mientras los gobiernos y el "Comité de crisis" dilataron hasta el extremo la declaración de la Emergencia Sanitaria Nacional.

La salud de los trabajadores y el Pueblo deben estar por delante de las ganancias de los capitalistas

- ¡Con cerrar las escuelas no alcanza!... Es insuficiente aislar a los niños, mientras las familias seguirán viajando hacinadas en colectivos, subtes y trenes y acudiendo a lugares de trabajo que no cumplen las mínimas recomendaciones de prevención. Las trabajadoras de la industria y del comercio quedamos libradas a nuestra suerte individual, ya que si pedimos licencia por nuestros hijos/as o porque tenemos malestares o estamos en un grupo de riesgo, nos descuentan el presentismo o directamente no nos pagan los días no trabajados, con el riesgo de perder el trabajo. En esto el Gobierno muestra una vez más que le importan más las ganancias de los patrones que nuestras vidas y las de nuestras familias. -¡Tenemos que seguir el ejemplo de las trabajadoras de Terrabusi y de Stani! que pararon la fábrica y organizándose en asamblea consiguieron el cierre de las fábricas por 2 días en una y uno en la otra, que aunque aún es insuficiente muestra el camino a seguir para preservarnos. Al igual que las docentes de General Sarmiento que lograron, la semana pasada, con la movilización el inmediato cese de las clases en todos los establecimientos de Malvinas Argentinas, José C. Paz y San Miguel.

La salud en crisis

Hoy en nuestro país existen 11.000.000 de niños/as y adolescentes que viven debajo de la línea de pobreza y un 40% de la clase obrera en negro, es decir trabajadores/as que no poseen obra social ni acceso gratuito a los medicamentos. En Malvinas Argentinas el Hospital de Trauma y Accidentología no sólo atendía a un gran sector de los trabajadores y el pueblo pobre de la zona sino también asistía de medicamentos básicos (como ibuprofeno) a los sectores más carenciados que ya no cuentan con ello. El otro gran centro de salud, el Polo Sanitario de Polvorines sólo esta atendiendo emergencias y urgencias, los centros de salud barriales son escasos y no cuentan con una infraestructura básica, en resumen: la población que acudía al hospital público en Malvinas Argentinas se ha quedado desamparada.

Las mujeres estamos especialmente preocupadas ante esta epidemia: somos mayoría entre los pobres, las embarazadas pertenecemos a un grupo de riesgo y las que somos madres tenemos que hacernos cargo de cuidar a nuestros hijos, que ya no concurren a la escuela teniendo que pagar a alguien o contar con la solidaridad de un familiar si trabajamos, sin tener una atención sanitaria básica y teniendo que reducir aún más los gastos en el hogar para destinar una parte de nuestros miserables ingresos a comprar artículos de higiene y desinfección como la lavandina y el alcohol que el Estado no nos provee y que en la última semana han aumentado entre un 6 y un 10%.

Llamamos a las mujeres trabajadoras y amas de casa a organizarnos en comités y asambleas en nuestros barrios y lugares de trabajo por:

— ¡Aumento de emergencia YA del presupuesto para salud, administrado y controlado por los trabajadores, que garantice un correcto tratamiento y la entrega gratuita de medicación de calidad comprobada! Basta de negociar con nuestra salud: que se expropien sin pago los laboratorios privados que lucran con la salud de los trabajadores y el pueblo. Que se distribuyan gratuitamente los medicamentos necesarios

— ¡Que en cada barrio funcionen adecuadamente los centros de salud, con insumos y que se garantice una unidad sanitaria para los barrios que lo carecen, equipada adecuadamente!

— ¡Que todas las clínicas privadas atiendan gratuitamente y que toda persona que no cuenta con obra social sea atendida!

- -¡Qué el Estado provea los artículos de limpieza, desinfección y prevención gratuitamente para todas las familias que lo necesiten!

Por una salida de fondo

Denunciamos que este gobierno dilató por semanas tomar medidas elementales como otorgar un presupuesto de emergencia para salud, cuando hay 40.000 millones de dólares de reservas, con los que sigue subsidiando empresarios, y cuando ante la emergencia sigue privilegiando las ganancias capitalistas de los empresarios del espectáculo, el juego, hoteleros, y de todos los empresarios que ya se están quejando de las consecuencias del ausentismo de personal producto de la expansión de la enfermedad. La oposición que salió triunfante de las elecciones no tiene ninguna alternativa seria ya que son cómplices y promotores de la política neoliberal que saneó la salud pública en nuestro país. Tanto la burocracia de la CGT como de la CTA se levaron las manos y dejaron a las trabajadoras libradas a su suerte.

Mientras peleamos para que se implementen las medidas de emergencia, desde la Agrupación de mujeres NOSOTRAS en Pan y Rosas planteamos que la única forma de dar una salida de fondo es la creación de un Sistema de Salud único, público y gratuito, financiado por el Estado y gestionado por los trabajadores. Para ello es imprescindible aumentar el presupuesto en base al no pago de la deuda externa y el impuesto a las grandes fortunas como las de De Narváez y Macri, las de la UIA y la Sociedad Rural, para hacer un plan de obras públicas bajo gestión de los trabajadores, que responda a los problemas de la mayoría empobrecida. Por un salario acorde a la canasta familiar y el pase a planta permanente de los trabajadores que están en negro o terciarizados. Por la anulación de la Ley de Patentes y la entrega gratuita de medicación de calidad comprobada por los profesionales especializados.

Agrupación NOSOTRAS en Pan y Rosas




Temas relacionados

Salud