Viernes 7 de diciembre de 2007

VIOLENTA REPRESION A LAS OBRERAS DEL AJO EN MENDOZA

’Las mujeres adelante, nunca retrocedimos’

Entrevistamos a Celeste, obrera y delegada de Campo Grande.

  • Piquete de las trabajadoras del ajo de Mendoza

1 / 1

"Yo creo que las mujeres cumplimos un papel principal, había mujeres con sus hijos y dijeron mis hijos, los hombre atrás, como siempre como mujer adelante. En un momento de la represión a los hombres les pegaban brutalmente con las armas y ellos tuvieron que retroceder, pero la mujer que quedaba en el medio siendo golpeada por la policía queriéndolas quemar con las mismas brasas de las gomas, volvieron las mismas mujeres a sacarlas del lugar, mujeres entre mujeres sacaron a las otras compañeras de donde estaban hasta que no quedo ninguna, porque como se ve en la foto los hombre ya no estaban y seguían quedando mujeres contra ellos que seguían luchando y tratándonos como perros? por gusto de ellos querían seguirnos pegando.
Por eso nosotros queremos decirle a las mujeres que todas las personas somos importantes? a la madre como mujer que se sienta orgullosa de los que somos. No somos menos, al contrario nosotras le dimos vida, no tengan miedo que unidas vamos a vencer".

Viendo el rol de las obreras y el de la Fiscal Liliana Giner, en la lucha de Campo Grande se entiende por qué "el género nos une y la clase nos separa"

- ¡Viva la lucha de las obreras! -¡Adelante!


Mendoza: dura lucha contra la "esclavitud laboral"

Publicado en La Verdad Obrera N-º262

Tras años de prosperidad de la empacadora de ajo Campo Grande, los trabajadores comenzaron a reclamar por sus condiciones de trabajo. La respuesta fue una represión violenta y la Policía avanzó sobre los trabajadores, utilizando gases y bolas de pimienta "armas de última generación". Las trabajadoras se agarraron de las manos. La represión fue terrible. Entre las mujeres había embarazadas: "una de la chicas de 8 meses". La fiscal Liliana Giner había advertido: "yo si quiero las puedo hacer matar, tengo poder y me tienen que respetar". Horas después completó: "no he visto a nadie golpeado, la represión me pareció bien y a los detenidos veremos qué delitos les imputamos y de acuerdo a los antecedentes que tengan, saldrán o no en libertad". El saldo fue 60 heridos, muchos graves, 20 detenidos y 29 despedidos (la mayoría delegados).

"Ahora las vamos a matar"

Celeste, explica: "ellos querían seguir golpeando, no dejaban salir a las mujeres que querían ya irse, les decían: tuvieron tiempo de irse y ahora las vamos a matar. Les aplastaban la cabeza entre dos escudos, levantaban de a una entre tres o cuatro y las querían quemar en las brazas de las gomas quemadas". A los detenidos, habiendo terminado los enfrentamientos, les tiraron un gas lacrimógeno dentro de la camioneta donde se los llevaban. Las ambulancias fueron a buscar a los heridos porque el Ministerio lo prohibió; si no fuera por las ambulancias del propio sindicato no hubieran tenido asistencia. La fiscal felicitó el desempeño de la policía, al igual que los empresarios de la UCIM y los Productores de Ajo.

"Trabajamos como socios?"

Viviana, delegada de deschalado, explica: "trabajamos como socios de una cooperativa; no hay antigüedad, seguridad de trabajo; no somos empleados". En los últimos 8 años la cooperativa cambió de nombre 6 veces para borrar cualquier registro de sus empleados. Nilda, comenta: "Vinieron a decirnos que debíamos cambiar de cooperativa a una tal Tabolango, estábamos en la Cooperativa. Colonia Barraquero, nos dijeron primero que así tendríamos obra social, pero fuimos a la AFIP , averiguamos que no teníamos hechos los aportes que nos descontaban, más aun al figurar como monotributistas teníamos deudas". Robo que ronda los 1.200 pesos por año. La mayoría lleva más de cinco años en la empresa.

"Le estamos pisando el pie a un monstruo"

"Día a día mientras empezamos con esta lucha -cuenta una de las jóvenes obreras-, hemos descubierto que en varios organismos como el Ministerio de Trabajo muchos de los que están al frente son dueños de galpones y fábricas grandísimas, son hermanos de diputados, lo han dejado puesto a nombre de cualquier persona pero ellos son realmente. La primera vez que llegamos al Ministerio, nos dijeron que tuviéramos cuidado por que le estábamos pisando el pie a un monstruo de los más grandes de Mendoza, todos son parientes, todos son los mismos. Entonces nosotros realmente no sabemos contra quién vamos".

Huelga y movilización

Ninguno de los responsables de la represión fue a la cárcel y la empresa se mantuvo intransigente. Y los obreros ajeros dieron una dura respuesta: llamaron a una huelga y movilización de todos los trabajadores frutihortícolas, que hoy padecen el fraude laboral de las cooperativas. Todos los sindicatos se solidarizaron ante la brutal represión que habían sufrido. Mil quinientos obreros se movilizaron este lunes repudiando la represión y exigiendo el fin del fraude laboral, ya no eran sólo los de Campo Grande, delegaciones de Bachochi, Basile e incluso 50 ajeros de San Rafael y otros galpones se sumaron a la movilización que irrumpió en la ciudad de Mendoza.

La lucha está en un momento clave

Al cierre de esta edición se hizo presente el Ministerio de Trabajo Nacional y dictó una conciliación obligatoria ordenando la reincorporación de los trabajadores a sus tareas pero aceptando el mandato de la empresa de dejar afuera a 29 trabajadores (la mayoría delegados), a los que se les pagará la quincena de la conciliación hasta que en 15 días se vuelvan a reunir para dejar un dictamen definitivo. Prometen a cambio un "nueva legislación laboral". Pocos les creen. Las obreras y obreros sobre todo, que continúan fortaleciendo este ejemplo de organización y lucha desde abajo.

PTS Mendoza




Temas relacionados

Trabajo