Miércoles 12 de diciembre de 2012

Justicia para Marita Verón y todas las víctimas de trata

Repudiamos al podrido régimen del Gobierno, la Justicia y la policía que encubre y participa de las redes de trata.
A las 18:00 hs. marchamos a la Casa de Tucumán en Buenos Aires.

1 / 1

(12/10/12) Después de diez años de lucha, diez meses de juicio y decenas de testimonios que sacaron a la luz el podrido entramado de las redes de trata que operan en el noroeste, los trece imputados por la captación, venta y explotación sexual de Marita Verón fueron absueltos en un fallo escandaloso que provocó una enorme indignación en todo el país.

Los jueces de Tucumán, Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera Molina y Eduardo Romero Lascano desecharon las pruebas, incluso los testimonios de otras víctimas, y presentaron el veredicto sin dar demasiados fundamentos. Los acusados ya habían declarado que son dueños de whiskerías y no de prostíbulos. Pero eso no hace más que demostrar lo que ya es sabido por quienes luchamos contra las redes de trata de personas: que el 72% de los casos de secuestros y desapariciones por redes de trata son mujeres que están esclavizadas en “locales nocturnos” habilitados por los municipios.

Los premios y distinciones que el Gobierno de Cristina y el de Alperovich le otorgaron a Susana Trimarco por su incansable lucha son el cínico maquillaje que pretende ocultar lo inocultable: un régimen político podrido que es parte del entramado de las mafias de la trata y la prostitución. “Acá está metida la mafia de los Ale, quienes fueron protegidos desde la Casa de Gobierno. Ellos son los responsables del secuestro de Marita”, había declarado Susana Trimarco en el juicio, mientras todos los gestos del gobernador K no alcanzaban para tapar su relación con políticos como Miranda o sus encuentros en la Casa de Gobierno con Rubén “La Chancha” Ale, uno de los principales mafiosos acusados.

La trata de mujeres tuvo, en los últimos diez años, un crecimiento alarmante en Argentina, ligada al turismo y a las rutas “de la soja” y “del petróleo”. Bajo los gobiernos K más de seiscientas mujeres y niñas están desaparecidas, secuestradas por las redes de trata y prostitución.

Por eso, la agrupación de mujeres Pan y Rosas y el PTS denunciamos a los gobiernos nacional y provincial, a los políticos y funcionarios, a los jueces y las fuerzas represivas que forman parte, encubren o permiten la impunidad de estas mafias.

Convocamos, junto a decenas de organizaciones políticas, sociales, del movimiento de mujeres y por los DD. HH., a repudiar el fallo absolutorio, exigiendo justicia para Marita Verón y todas las víctimas de trata, hoy miércoles 12 a las 18 en la Casa de la Provincia de Tucumán, en Suipacha 140, Ciudad de Buenos Aires.

· Por juicio político y separación de los jueces Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera Molina y Eduardo Romero Lascano

· Por el desmantelamiento de todas las redes de trata

· Por la aparición con vida de Marita Verón y todas las jóvenes desaparecidas