Jueves 27 de junio de 2013

QUE CRISTINA Y EL PAPA NO DECIDAN POR NOSOTRAS

Jornada de Debate y Lucha por los Derechos de las Mujeres convocada por la FUBA

El sábado 15 se realizó, en la Facultad de Medicina de la UBA, la Jornada de Debate y Lucha por los Derechos de las Mujeres, impulsadas por la FUBA a propuesta de Pan y Rosas en el pasado Congreso de la Federación. Presentamos aquí un adelanto de lo que fue la jornada y las primeras fotos.


Jornada de lucha por los derechos de las mujeres | FUBA

El sábado 15 se realizó, en la Facultad de Medicina de la UBA, la Jornada de Debate y Lucha por los Derechos de las Mujeres, impulsadas por la FUBA a propuesta de Pan y Rosas en el pasado Congreso de la Federación.

Pan y Rosas y el PTS participamos con más de 800 compañeras trabajadoras, estudiantes, amas de casa de la ciudad de Buenos Aires, el conurbano y La Plata. Además de la importante delegación de compañeras de la UBA, hubo delegaciones de las universidades de La Plata, San Miguel, Gral. Sarmiento, Quilmes, Lanús y La Matanza. También estuvieron presentes las comisiones de mujeres de la gráfica Donnelley, la autopartista LEAR y de la Agrupación Bordó de la Alimentación participaron compañeras de Kraft y Pepsico.

Las trabajadoras de Kromberg & Schubert del parque industrial de Pilar que vienen protagonizando una dura lucha por la reincorporación de dos obreras despedidas por intentar organizarse, saludaron la jornada y pidieron el apoyo de las mujeres presentes, después de contar su experiencia en las distintas comisiones que funcionaron durante la tarde.

La nutrida y destacada delegación de Pan y Rosas planteó, en esta jornada, que en esta década que Cristina Kirchner presenta como ganada, no podemos olvidar a las 3 mil mujeres que solo ganaron la muerte en abortos clandestinos, las más de 600 jóvenes secuestradas por redes de trata y que más del 40% de las mujeres que trabajan lo hacen en situación de precarización. Agravios y padecimientos que se verán multiplicados ahora que el gobierno ha sellado un pacto con el Vaticano y su flamante Papa argentino, acompañado por la oposición derechista de Macri y Carrió, pero también saludado con beneplácito por la centroizquierda de Pino Solanas y la CTA opositora.

Marea Popular (La Mella) y el Partido Obrero, de la conducción de la FUBA, han optado por hacer, una vez más -como ya es repetido en los Congresos de la Federación-, una jornada vacía, participando apenas con un puñado de militantes. Desarrollar un amplio y combativo movimiento de mujeres en lucha por nuestros derechos implica enfrentar al gobierno y La Mella no está dispuesta a hacerlo, mientras que el PO se subordina a su acuerdo político con esta corriente estudiantil porque desarrollar un movimiento de mujeres combativo, militante y masivo pondría en tensión las contradicciones de su acuerdo politico con La Mella, cuya dirigente Martha Linares -presidenta de la FUBA- habló en un acto del movimiento Evita el pasado 1ro de mayo. ¡ Avanzar en la independencia política del gobierno es necesario también para desarrollar un fuerte movimiento militante de mujeres en lucha por nuestros derechos!

Nosotras, por el contrario, con más de 800 compañeras planteamos que, frente a la situación en que nos encontramos las mujeres, sobran motivos para poner en pie un poderoso y multitudinario movimiento de lucha por nuestros derechos. Que el gobierno y la Iglesia no nos dejan decidir sobre nuestras vidas. Tampoco las patronales empresarias que imponen su dictadura del capital en los lugares de trabajo y la burocracia sindical. Y lo que es el colmo... en los propios Encuentros Nacionales de Mujeres, la Comisión Organizadora se arroga el derecho de decidir por miles de nosotras, impidiéndonos votar medidas de lucha y permitiendo la participación de la Iglesia o negociando con el gobierno las condiciones del ENM.

Por eso necesitamos impulsar asambleas estudiantiles y en los lugares de trabajo, votar nuestros planes de lucha, buscar todos los canales para que se desarrolle activamente la fuerza de miles de mujeres que seamos protagonistas, para que nuestra bronca se transforme en un potente movimiento de lucha por nuestros derechos.

Ésta es la perspectiva con la que Pan y Rosas se compromete a seguir impulsando la organización de las mujeres estudiantes y trabajadoras. Tenemos que promover la más amplia participación en los próximos pre-encuentros regionales, movilizaciones y otras actividades que tenemos planteadas por delante hacia el Encuentro Nacional de Mujeres en San Juan.