Martes 21 de octubre de 2014

TESTIMONIOS DE LAS MUJERES QUE VIAJARON JUNTO A PAN Y ROSAS

¿Como viviste el Encuentro Nacional de Mujeres en Salta?

Acá podes contarnos como viviste el Encuentro Nacional de Mujeres en Salta, mandarnos fotos, videos y lo que tengas ganas para compartir tu experiencia junto a las mujeres de todo el país.

1 / 1

Pan y Rosas desde las escuelas viajó con la Comisión de mujeres de Ademys

Las docentes de la 9 de Abril impulsamos Pan y Rosas desde las Escuelas y ponemos en pie comisiones de mujeres en los sindicatos porque queremos que cada vez sean más las compañeras que se organicen para pelear por todos sus derechos como mujeres y como trabajadoras. Viajamos a este encuentro desde la Comisión de mujeres trabajadoras de la educación de Ademys. Llevamos hasta allí la bandera de la lucha de las mujeres de Lear y Donnelley que enfrentan a las patronales buitres, a la burocracia sindical y al Gobierno Nacional cómplice de este ataque a l@s trabajador@s. Venimos acompañándolas desde un primer momento organizando colectas y juntada de alimentos en nuestras escuelas, peleando por “familias en las calles nunca más” y en los talleres estuvimos codo a codo peleando para que su voz sea escuchada por todas las mujeres del encuentro. También llevamos la bandera por justicia para Evelia Murillo, una compañera docente salteña asesinada por un femicida al intentar impedir el abuso de una joven. En los talleres pudimos conocer a docentes salteñas que nos contaban cómo se vivió este pérdida en Salta y compartimos experiencias. Pero antes de llegar al encuentro tuvimos nuestra primer parada en Lear cuando se realizaba la 11va Jornada Nacional de lucha y muchas de las compañeras que venían siguiendo su conflicto, tuvieron el honor de estar junto a las indomables obreras por primera vez en la Panamericana enfrentando a la Gendarmería y por eso fuimos a Salta a gritar junto a ellas “fuera la policía y la Gendarmería de los Encuentros”. Las docentes jugamos un rol protagónico en este encuentro, fuimos quienes encabezamos la marcha que se dirigió a la Catedral y frente a ella exigimos nuestro derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, a la educación sexual, laica en todas las escuelas, por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito y la separación de la Iglesia y el Estado.
Acá algunas de la reflexiones y retratos de este inolvidable ENM en Salta!!!
http://www.la9deabril.org.ar/?p=3515

Testimonios sobre el XXIX ENM desde Pan y Rosas Sur del Gran Buenos Aires

Desde la zona Sur del Gran Buenos Aires cerca de 100 mujeres participaron de manera activa en el XXIX Encuentro Nacional de Mujeres en Salta. Entre la enérgica delegación de Pan y Rosas que partió desde la ciudad de Temperley se encontraban docentes de la Agrupación “9 de Abril” en la Lista Marrón del SUTEBA Lomas de Zamora y Esteban Echeverría, docentes de SUTEBA Quilmes recuperado, la comisión de Mujeres aeronáuticas El Despegue, delegadas de la Junta Interna de Ate del Hospital Alende de Lomas de Zamora, estudiantes de la Universidad Nacional de Lanús (UNLa), de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ), de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ), como también estudiantes de terciarios y secundarios, entre otras concurrentes. Todas, en cada comisión en las que participaron alzaron su voz por la reincorporación de las trabajadoras despedidas de Lear, por la solidaridad hacia MadyGraf, (ex Donnelley), por la legalización del aborto, en el marco del nuevo Código Civil y, responsabilizando al gobierno por la violencia de género que mata a una mujer cada treinta horas en la Argentina como también las redes de trata. A continuación, algunos de los testimonios de las trabajadoras y estudiantes que viajaron al XXIXº ENM.

Silvina, docente de Lomas de Zamora

Feliz de haber compartido y ser parte de una experiencia tan movilizadora, en estos días de participación en Salta. Había muchos talleres en los que se podía participar, en mi caso, decidí estar en el taller de MUJER Y VIOLENCIA, escuchar historias, vivencias de tantas mujeres atravesadas por esta problemática; historias que fueron voces en palabras de otras mujeres que contaron lo ocurrido con ellas, porque lamentablemente fueron asesinadas o están privadas de su libertad.

Hacía eco en mi mente, pensar que estamos en el año 2014, en un país democrático en la tan nombrada por nuestra presidenta “LA DÉCADA GANADA“ y que todavía las mujeres seamos víctimas de tantos pisoteos y negaciones a nuestros derechos, ver que la violencia no es solamente física , sino de todas las formas inimaginables. Sentirme identificada con los pensamientos y expresiones de mis compañeras de PAN Y ROSAS, con la lucha que llevan adelante cada una desde la militancia activa o desde su lugar cotidiano. Observar la alegría y el entusiasmo de los más jóvenes de la agrupación, el cual es imposible que no lo contagien, ver como las compañeras con más experiencia, cuidaron cada detalle de esta jornada para que cada una de las mujeres pudiésemos ser participantes activas de las mismas.

Llegar al momento de los pronunciamientos, discutir, argumentar, defender, cada uno de ellos, los que quedaran como conclusión de la comisión, dando importancia a cada palabra que quede allí plasmada, con la esperanza que no quede solo en papeles, sino que llegue a oídos de los responsables. Que nuestra sociedad pueda escuchar , aunque mas no sea , dudar , de que si la historia que nos transmiten los medios de comunicación es tal cual ...la cuentan , y la que no nos cuentan, en qué lugar queda plasmado ...???

En mis retinas quedaron grabadas cada una de las fotos de las jóvenes y mujeres, desaparecidas de diversos lugares de nuestro país, que tal vez en algún momento fueron noticias y ahora no lo son. Estuvieron presentes en esta marcha multitudinaria, de la mano, de otra mujer que pide por ellas aparición o justicia, fue emocionante hasta las lágrimas, ¡no pueden ser tantas! Durante la marcha, jóvenes con sus cuerpos semidesnudos y pintados, expresando: “este cuerpo es mío y decido yo“... aunque muchas veces las critiquen, ellas saben mejor que nadie como expresarse y llamar la atención, sentir que es natural que les toque contarlo así, quienes sino ellas, las que muchas veces son discriminadas por su forma de pensar, sentir, peinarse, vestirse o amar. Porque son ella mismas, nuestras jóvenes las que mueren cada día en nuestro país por abortos clandestinos.

Por todo eso y tantos momentos vividos en este encuentro, sentirme orgullosa de poder ser testigo y participe del pedido por el respeto y cumplimiento a nuestros derechos que se realizaron en el XXIX ENCUENTRO NACIONAL DE MUJERES en la ciudad de Salta.

Luján, docente de Lomas de Zamora en la Agrupación 9 de Abril.

A mí me interesó mucho que pasó alrededor del ENM. Por ejemplo, la Iglesia pegó afiches por todas las calles de Salta. En este sentido, al cruzarnos el primer día con una mujer, nos contó que la Iglesia venía haciendo campaña en contra del encuentro expresando que destruiríamos el casco histórico, monumentos, etc. También, en un bar hablamos con una camarera que nos preguntó sobre el ENM y nos contó que al trabajar todo el día no sabe que pasa afuera y nos dijo, textual, "cuéntenme". La sensación que me dio es que, en Salta al menos, "todo el mundo sabe pero no se habla”. Estuve en un taller sobre aborto en donde se dio la discusión sobre el nuevo Código Civil y había militantes de Unidos y Organizados. Fue gracioso que no puedan dar una discusión seria sobre la legalización del aborto porque forman parte de un gobierno que lo está trabando y que Cristina fue al Vaticano a arreglar con Bergoglio.

Nos chicanearon con tonterías porque no tienen argumentos para defender sus posturas. Para terminar es necesario impulsar un gran movimiento de mujeres para mostrar una imagen distinta de la mujer, la que sale a pelear por sus derechos.

Ayelén, delegada de hecho de GPS, empresa tercerizada de Aerolíneas Argentinas.

Es la primera vez que participé en un ENM y, significó una gran experiencia ver las mas de mil compañeras de Pan y Rosas que estábamos en Salta. Con mis compañeras de trabajo y familiares de trabajadores aeronáuticos armamos la Comisión de Mujeres El Despegue y vinimos al encuentro a pelear por nuestros derechos. Siento orgullo de ser parte de este movimiento que me cambió la vida como a las mujeres a las que voy transmitiendo nuestras ideas. Invité a una compañera que vino con su pequeña hija y las discusiones hicieron que cambiara su postura sobre el aborto, ya que no estaba muy convencida sobre su legalización. Fue nefasto el papel del kirchnerismo ya que no podían defender su postura anti legalización.

¡Qué caraduras! La idea es llevar esta experiencia a nuestras compañeras de trabajo,
amigas, familia para que sean parte de un gran movimiento de mujeres y por supuesto invitarlas a marchar con Pan y Rosas el 25 en el día internacional contra la violencia hacia las mujeres.

Romina, trabajadora del hospital Alende de Lomas de Zamora.

Conocí la existencia del ENM por mi compañera Laura, con quien, hace unas semanas llevamos adelante una lucha por el reclamo de las horas extras adeudadas, junto con otras compañeras. Decidí participar porque viví la violencia familiar, el abuso y también pasé por un aborto. Entonces tuve ganas de venir a conocer a otras mujeres que pasaron por la misma situación. Como experiencia es muy impresionante ver tantas mujeres de distintas organizaciones y me dan ganas de seguir peleando. Es horrible trabajar en un hospital y ver situaciones, como viví, de mujeres pobres que pasan por abortos clandestinos. Que no esté legalizado es un problema. Además, el 25 vamos a participar en la marcha e invitar a nuestras compañeras de trabajo, amigas, familiares a que sean parte de esto.

Sofía, estudiante de Trabajo Social en la UNLa.

Esta es la primera vez que participo del ENM. En un primer momento lo tomé como un juego, como una experiencia que quería y decidía vivir pero sin conciencia de lo que era, de cómo se desarrollaba. Desde el viaje comencé a sentir el deseo de búsqueda de derechos de la mujer desde Pan y Rosas y me advirtieron la presencia de personas que no siempre buscan la igualdad de derechos y que se oponían a algunos de ellos.

Instantáneamente me dio curiosisad escuchar todas las opiniones. Así fue, elegí el taller "Mujer, anticoncepción y aborto" y encontré diversidad se opiniones, con una marcada mayoría de las que luchan por la vida de esas mujeres que mueren por abortos clandestinos. Me sentí parte, sentí que mi voz se escuchó y que tenía/tengo muchas compañeras. Fue una sensación fortificante y me da fuerza para defender mis ideales. El 25 nos espera una gran jornada de lucha para decir basta a la violencia hacia las mujeres.

Alma, estudiante secundaria de Luis Guillón.

Es la tercera vez que participo en un ENM. Empecé porque venía con mi mamá que es docente y me parece muy bueno asistir. Hace unos días en la escuela se debatió sobre la legalización del aborto y las posiciones estaban divididas. Como la docente que instaló el debate está a favor de la legalización, la discusión tomó otro sentido y abrió muchas cabezas en torno al tema. Me gusta ser parte de esto y por eso llevaré nuestras ideas a mis compañeras del colegio y mis amigas.

Evelyn, estudiante del CBC para Psicología

El ENM fue una de las cosas mas movilizantes que viví hasta el momento. Escuchar a Rocio Girat en la apertura del encuentro, a las mujeres de ex-Donnelley en los talleres, las problematicas en otros países que se hablaron en el taller de femicidio, todo el taller de aborto, en la marcha cuando decían “Melina” (entre otros nombres) y todas gritabamos “presente”, todo eso, entre otras muchas cosas, me hervían la sangre y me aceleraban el pulso. El ENM me motivo a salir a la calle, a nunca quedarme callada y a dar lucha por las injusticias que hay en el país y en el mundo. Creo que es una experiencia por la que todas las mujeres deberían pasar por lo menos una vez.


Testimonios sobre el XXIX ENM desde Pan y Rosas - La Plata

Maca

Recién estaba viendo las notas y vídeos de La Izquierda Diario y fuaaaa, me vuela la cabeza. Me encantó!!!, nunca había vivido una experiencia de este tipo y haber estado ahí, me abrió una banda la cabeza y me dan ganas de mas!!!
Pero por eso me interesa informarme y conocer más, para poder discutir, aunque sea difícil hacerle entrar cosas en la cabeza a algunas personas."

Ailen

¿Cómo explicarlo? Siento que el fin de semana largo que pasó no fue uno más del calendario en el cual poder tomar descanso de las actividades cotidianas y, que al regresar todo sigue como antes: nos espera la rutina y las obligaciones. En esta oportunidad, tres días alcanzaron para volver de ese viaje y sentir que algunas cosas tomaron otro color en la vida diaria.
Durante los meses previos, la semana e incluso durante el viaje reinó la ansiedad. Una parada en Lear sirvió para canalizar parte de la energía contenida. Allí pudimos ver a las mujeres luchando a la par de sus compañeros y subimos al colectivo emocionadas por las palabras de las que tuvieron que quedarse, las cuales nos exigían que hagamos oír nuestra voz en el Encuentro sobre la pelea que vienen dando.

Pero sin dudas, tanto Lear como Donnelley, llevarían muy buenas representantes. Es así como acá tengo que nombrar otro momento de los que te hacen quedar sin palabras y te enseñan cuánto -si se me permite el juego de palabras- hay por aprender aún. Cuánto aprender de Priscilla? Esa niña de 11 años que quiso asistir al Encuentro para visibilizar la situación que su familia, como tantas otras, está atravesando!

Si bien me habían contado sobre los talleres, había visto videos, no podés explicar lo que se siente hasta no estar ahí, viviéndolo. Todo lo que se ve allí es increíble, desde la apertura, los debates en los talleres y me reservo un lugar especial para la marcha final. Demás está decir que aún estoy coreando todas las canciones. Y es solo una de las cosas que refleja lo influyente que fue ese momento.

- ¿Te puedo pedir que vayas adelante que estamos haciendo un bloque de pancartas? Me pregunta una de las organizadoras de la columna de Pan y Rosas (que por cierto era gigante) pues yo estaba con una en la mano. Después intercambiamos pancartas por banderas pues se podía bailar con ellas y así fue como recorrimos la ciudad: con frases a favor del aborto legal en nuestro cuerpo y las banderas de Pan y Rosas flameando. La atmósfera que se respiraba era apasionante.

¿Cómo transmitir lo motivada que volví? Seguramente quienes fueron lo experimentaron y estoy segura que por eso vuelven año a año. Es hermosa la sensación de volver con ganas de seguir trabajando en pos de nuestros derechos, de defenderlos día a día y organizarnos para ser cada vez más mujeres, para tener la fuerza que nos hacen creer que no tenemos.


Testimonios sobre el XXIX ENM desde Pan y Rosas Tucumán

ANDREA profesora en esc. Privada

Viajar al encuentro, en primera instancia fue una experiencia apoteosica,el corolario de un viaje vital que empece hace un tiempo atrás, mientras estaba perdida en los vericuetos de la opresión. No podría haber sido mas acertada en aceptar el ofrecimiento de la agrupación,quienes no tan solo me hicieron sentir bienvenida y apoyada sino que reinstauraron el espíritu de lucha colectiva que lamentablemente andaba bien anestesiado,me sentí nuevamente parte de algo en que mi accionar no solo era mi voz o mi problemática sino la de muchas... volví a transitar los caminos de la heroína colectiva...solo eso cuenta.

NATALIA estudiante
Jamás había escuchado hablar de los Encuentros Nacionales de Mujeres pero este año en cuanto me entere quise participar y ver de que se trataba. Me imaginaba que iba a ver muchas pero no tantas mujeres como vi. Eso fue realmente emocionante e impactante.¡ Tantas organizadas por la lucha de la conquista de nuestros derechos! Todas alzando sus voces para ser escuchadas, todas en lo las calles peleando contra este sistema retorcido que no garantiza nuestra seguridad, sino que reprime en las calles a quienes salen a reclamar o, mejor aún, quieren arrancar lo que les corresponde. Eso fue lo primero que celebre y apoye en este, mi primer encuentro. Me sentí totalmente sensibilizada al ver el recibimiento, de las compañeras de Pan y Rosas de todas las provincias, a la comisión de mujeres obreras de Lear y Donnelley que luchan y aguantan la represión de las llamadas "fuerzas de seguridad" que las atacan x pedir la reincorporación a sus puestos de trabajos, hace casi 5 meses. Ellas y nosotras decimos FAMILIAS EN LAS CALLES NUNCA MáS, que la crisis la paguen ellos. En ese momento pensaba y reflexionaba sobre este papel pasivo que venia teniendo ante tantas problemáticas sociales que atenta cada vez más contra todos y mas aún contra la mujer. Siempre tuve mis ideas con respecto a la política, decir "de eso yo no hablo" no es lo mas óptimo, no podemos mantener una posición neutral porque el que calla otorga y así favorecemos al que nos oprime. Tampoco tuve la posibilidad de conocer diferentes partidos políticos por este desinterés que mantenía. Pero si conocí ,por una compañera, a las mujeres de Pan y Rosas Tucuman con quienes viajé y con quienes coincido en varios de sus principales objetivos de lucha. En el imaginarios social se piensa que son mujeres "malas", "locas" que destrozan las calles pero no. Basta de repetir lo que se escucha. Es necesario conocer y participar para armar una opinión al respecto. Y yo participe. Participé con ellas, que luchan incansablemente en las calles, que es donde se lucha, donde te escuchan y el modo de conquistar nuestros derechos. Luchan entre otras cuestionen todo por el aborto libre, legal y gratuito Y EN LOS HOSPITALES. Independientemente siempre me posicione a favor de esto, es fácil decir yo no estoy a favor sin conocer la problemática real de lo q sucede, nadie sabe de la cantidad de mujeres que se mueren por esta causa, por querer decir sobre sus cuerpos, por no poder tener un hijo mas a causa de la crisis que las
golpea, porque el aborto no punible tampoco se cumple y ninguna quiere tener un hijo de su violador, por hacerlo clandestinamente por no tener para pagar una clínica como si lo tienen otras mujeres. Es tremendo y no se puede permitir ni una muerte más. No es un capricho. Se hacen cerca de 500.000 abortos clandestinos anuales y deja un saldo de miles de mujeres muertas. Basta de, nosotras mujeres, reproducir el discurso machista de "te gustó coger ahora bancatela". Mujeres es necesario sensibilizarnos con este tema. Es necesario salir a las calles para alcanzar este y otros derechos para nuestro género. Es necesario gritarles que decimos ¡BASTA contra la violencia de género, los femicidios, contra la trata! Yo, por mi parte, puedo decir que la experiencia fue totalmente provechosa. Yo puedo decir que no me quedo más cruzada de brazos, yo digo que HOY comienza mi lucha, junto a miles de mujeres, no para pedir sino para exigir nuestros derechos.

LULI ZOTTOLA estudiante

Este fue mi primer Encuentro Nacional de Mujeres (en SALTA) y fui con Pan y Rosas Tucuman.. la verdad que me llevo un montón de mujeres, historias, vivencias, experiencia, luchas, étc HERMOSAS Y GRATIFICANTES.. pero, y creo que la mayoría de las mujeres que viajamos por primera vez sentimos lo mismo, es INCREÍBLE la cantidad de mujeres que viajaron, más de 15.000, que marcharon, flamearon sus banderas, cantaban sus canciones, se hacían escuchar como por ejemplo Rocio Girat que en el acto apertura subió al escenario, claro como pudo por que la Comisión Organizadora no dejaba subir a absolutamente nadie que ellas no quisieran, Rocio subió y la bajaron a trompadas, finalmente pudo hacerse escuchar, contar su historia, hablar con TODAS las mujeres y transmitir su mensaje.. y por esto le pegaron , les parece correcto? y como si fuera poco, como ella misma contó en una entrevista a la Izquierda Diario, una mujer mayor fue quien le pego y luego le pidió disculpas diciéndole "discúlpame, no sabia que eras vos" NO SABIA QUE ERAS VOS!!! Osea, si no eras vos y eras pepita te íbamos a cagar a trompadas!!! me da mucha bronca y tristeza que una mujer osea una MUJER violente a otra.. y así queremos que no haya más femicidios ni violencia de genero!!! ??.

En fin, en los talleres que me tocó estar (Femicidio el sábado y Estrategias para el Aborto el domingo) pudimos llegar a una conclusión unánime y con respeto! pero en lo que respecta a los demás talleres, se actuó de una manera asquerosa e irrespetuosa en todo sentido.. y cuando por fin podías tomar la palabra y expresarte te daban 3 minutos y te hacían callar o te corrían y las camporistas gritándote de todo como ser "zurdas de mierda, el año que viene va ganar derecha" y las católicas tirándote agua bendita por que estamos endemoniadas mientras te arañaban gritándote "asesinas" "zurdas del demonio" "lucifer".. y en el acto cierre, donde todas esperábamos que la nueva sede sea en Capital de Buenos Aires ya que mas de la mitad de las mujeres que viajaron eramos de izquierda y votamos sede en Capital.. la comisión organizadora con el aplausometro que tienen en la cabeza decidieron que la sede será en Mar del Plata.. cabe aclarar que desde el escenario se escuchaba a mil voces "CAPITAL" pero bueno todo se decide según lo que a ellas les parezca..

Cuando nuestra representante subió a decir por que queríamos Capital, al subir la agredieron, luego habló por el micrófono y dijo las razones y cuando quiso bajar la agredieron nuevamente (todo esto en fotos y filmado).. por esto decidimos irnos del Delmi indignadas ya que nos pareció una falta de respeto lo acontecido, en ese momento fue cuando me di cuenta de un montón de cosas y me lleve una GRAN frustración tristeza y decepción.. si 15.000 mujeres se unificaran y lucharan juntas ya hubiéramos conseguido un montón de cosas.. aprendí un montón de cosas y conocí mujeres INCREÍBLES y me llevo lo peor y lo mejor de este encuentro y de igual manera no me arrepiento para nada de haber viajado ya que por todo eso me dieron muchísimas ganas y fuerzas para seguir LUCHANDO.. LAS MUJERES COMBATIVAS DECIMOS BASTA!!! BASTA DE QUERER CALLARNOS!!!

Testimonios sobre el XXIX ENM desde Pan y Rosas - Zona Norte (GBA)

Natalia Sifuentes Docente y abogada San Fernando, Zona Norte

Asombrosa experiencia el ENM en Salta. Fue la primera vez que viajé junto a Pan y Rosas, zona norte. Miles de mujeres en las calles salteñas manifestándose en contra del reaccionario Código Civil, reclamando el aborto legal y gratuito, exigiendo" basta de violencia hacia las mujeres".
Este viaje significó el renacer de esperanzas, la resignificación de la importancia de la organización de las mujeres para terminar con este sistema capitalista-patriarcal que nos oprime y nos mata.
Pero Si algo resultó llamativo y repugnante fue oír a las militantes k, en el taller de estrategias para el aborto, manifestándose en favor del aborto clandestino y defendiendo la década k. Esa contradicción que muestra claramente la traición del gobierno hacia sus propias bases y su sometimiento a los dictados del Vaticano.

Testimonios sobre el XXIX ENM desde Pan y Rosas - CABA

Yanu

Viernes por la mañana emprendimos hacia el local, en donde desde allí nos iríamos al ENM. Sabía que nos esperaba largas horas de viaje, un finde arduo, de todos modos mis expectativas eran enormes, no fue mi primer encuentro, pero lo viví como tal. Ya en viaje , nuestra primera parada fue nada más y nada menos que en LEAR. En donde una vez más íbamos a llevar todo nuestro apoyo, demostrando que las mujeres tenemos aguante, y principalmente q la lucha de LEAR está intacta.

Ya retomando el viaje hacia Salta, compartiendo anécdotas con compañeras, risas, mates , ansiedad ( por lo menos de mi parte ). Luego de casi 24hs de viaje ahí estábamos , la mujeres combativas de P y R con una delegación muy grande en la apertura del XXIX encuentro de mujeres, predominaba el color violeta... Por la tarde PyR se redujo en una foto , en "la foto" la cual plasmaba las muchas q somos.Fue impactante ver y oír la fuerza de cada una de nosotras, que a pesar del calor, cansancio estábamos con unas ansias de ir a llenar esos talleres.

Todo estalló cuando vimos a éste grupo de mujeres y niños , eran ellas , la comisión de mujeres de madygraf y lear, estás luchadores, las obreras sin patrón, emocionante; absolutamente todas de pie para aplaudirlas. Como no hacerlo, son ellas las q van contra toda adversidad... Los que para otros resulta "nocivo" a mi me llena de orgullo.

Pasada la foto partimos hacía los talleres. Al llegar y observar ví muchas compañeras nuevas y muy jóvenes algunas por primera vez en el encuentro, lo mismo confirmaba mi pensamiento, pan y rosas está creciendo, se está expandiendo, las mujeres nos estamos poniendo de pie. Participé junto con las compañeras de Felfort, Kraft, Pepsico, etc. Me emocioné al oír a Andrea de Lear...

Intervenciones muy valiosas, el punto central la importancia de organizarnos y salir a pelear por nuestros derechos, no queremos más femicidios; todas reflejaban a mayor o menor medida la explotación que padecemos en nuestro puestos de trabajo, la opresión por parte de una sociedad machista, los maltratos constante.

En la marcha se oía el reclamo, por el aborto legal, seguro y gratuito. El reclamo se escuchaba con fuerza, imposible no oírlo. En mi cabeza resonaba todo el tiempo la canción de Pan y Rosas. Me traje un nuevo aprendizaje y unas ganas de seguir luchando por nuestro derechos, esas ganas de que nunca más tengamos que lamentar una muerte, que nos dejen decidir , sobre nuestros cuerpos, que no se interponga la iglesia, el estado , ni así la reforma totalmente reaccionaria del código civil.

Vicky, trabajadora estatal

Esta fue mi primera experiencia en el encuentro nacional de mujeres. Debo decir que en un principio tenía mis dudas respecto de ir, ya que era muy lejos, muchas horas de micro, no conocía a muchas de las compañeras que viajaban, sin embargo me decidí a ir porque me interesaban los temas que se trataban y tener la experiencia de participar de los debates sobre todas esas temáticas, como la legalización del aborto, la trata de personas, la violencia doméstica, y muchos
otros. Cuando llegue al encuentro de las compañeras, la verdad es que me llevé una gran sorpresa porque todas me recibieron muy bien a pesar de que no me conocían, quizás solo de vista de alguna marcha, me sentí muy cómoda, como una más. La verdad que fue muy enriquecedor conocer distintas realidades de mis compañeras, una quizás muy diferente a la otra y a la mía, conocer las problemáticas que tienen en sus trabajos, en su vida en general, sus luchas y la garra que le ponen a la militancia en el partido y en pan y rosas sobretodo. En cuanto al encuentro en particular las charlas que se armaron en los talleres, en mi caso fui al de estrategias para el aborto, fueron muy interesantes para mi que era la primera vez que iba, ya que no es algo que tenga la posibilidad de debatir abiertamente con todo la gente como se hizo ahí, gente de distintas corrientes y con distintas posturas. El cierre con la marcha por la Ciudad de Salta hasta la catedral fue lo más emocionante, porque si bien he estado en otras marchas por otras reivindicaciones, me pareció alucinante ver movilizarse a esa cantidad de mujeres reclamando por el derecho a decidir sobre su propio cuerpo, a poder hacerse un aborto en un hospital, a decir basta a la trata de mujeres, a decir basta a la violencia doméstica, la verdad algo que nunca había visto!. Asi que
como conclusión, me llevé una gran sorpresa de este primer encuentro de mujeres que espero repetir el año que viene en mar del plata con todas las compañeras que conocí en esta experiencia y que seguramente sume muchas más!

Testimonios sobre el XXIX ENM desde Pan y Rosas - Córdoba

Celeste, estudiante secundaria del Ricardo Palma

Para mí fue una experiencia muy grata de la que me llevo muy lindas cosas, no sólo la convivencia con nuevas compañeras sino opiniones y relatos de experiencias que lograron cautivarme. Me sentí orgullosa de ver a tantas mujeres juntas luchando por nuestros derechos, pero lo que más me emociona es saber que no estmos solas y que hay miles de nosotras pooniendo fuerzas para salir adelante.
Estoy muy agradecida con Pan y Rosas por haber podido viajar y conocerlas, porque no sólo se nota por cada intervención que hicieron y también cuando charlábamos de las experiencias y sucesos de los talleres, la preparación y el compromio que tienen con todo aquello por lo que pelea Pan y Rosas. Individualmente, son personas agradables y luchadoras y cada una tiene su historia. Pan y Rosas me genera esta sensación de apoyo que se ve reflejado con las compañeras de Madygraf y Lear.

Rocío Colque, ingeniera

Mi primer ENM fue impactante! Ver, vivir y compartir la fuerza, las ganas, la generosidad de todas las que fueron, fue imponente.
En el encuentro aprendí que todas tenemos la FUERZA para gritar, pelear por lo que nos corresponde, y que es posible lograrlo. Las GANAS... porque tuvieron ganas de compartirexperiencias, debatir y marchar después de viajar más de 10, 15, 20 horas, y porque después de eso van a seguir por mas. Y la GENEROSIDAD porque lo que buscan también es por mí, por las que están cerca mío.
Antes lo veía desde lejos, no leía esas noticias porque son tristes, pero pasan aquí, en el lugar donde vivo, donde trabajo; y si no empiezo a cambiar un poquito yo... cómo voy a esperar q mejore todo.
Gracias a mi hermana pude ser parte de la columna de PyR en la marcha (...y q orgullo q me dio!!!!), y a querer formar parte activamente. Y hoy más que nunca: Elegir para Decidir!!!

“Pancha”, Francisca, compañera ama de casa, ex militante del Polo Obrero

A mí me gustó participar del ENM con PyR y del debate contra la Iglesia, por que nosotras tenemos que decidir por nuestros cuerpos, no ellos.
Por el gatillo fácil y la mamá que viajó con nosotras digo, Basta de represión policial! Y que el gobierno no nos mande más, que nos mande la clase obrera!.
Fue muy lindo el viaje, me siento orgullosa de pertenecer a PyR, felicito lo solidarias que son las compañeras. Una lástima no haber conocido antes a PyR y PTS.
Muy agradecida a todas

Crónica de mi primer ENM junto a Pan y Rosas

EL COMIENZO DEL VIAJE – Desde el “vamos” las compañeras arrancaron superando adversidades y demostrando toda su solidaridad con aquellas que sufrían problemas de salud y a las cuales les había tocado viajar en el colectivo concedido por la UNC, que no contaba ni con baño ni con asientos como para afrontar un viaje tan largo como lo es de Córdoba a Salta. En el viaje pude empezar a conocer a las compañeras, sus historias de vida, sus luchas, el por qué estaban ahí, todo ello acompañado de mates y unas canciones hermosas sobre luchas, justicia, vida y perseverancia.
LA LLEGADA – Dentro de un clima de confusión llegamos al estadio para el acto de Apertura del ENM, para encontrarnos con un panorama hostil donde la comisión organizadora había agredido a varias mujeres y bajado golpes a Rocio Girat. Un clima de repudio inundaba el salón, sin embargo sobre el escenario se trataba de mostrar fiesta y alegría, luego de haber realizado ese violento acto de censura. Salí muy indignada de toda esa pantomima vacía de contenido y esa represión.
“LA” FOTO – Nos reunimos todo Pan y Rosas en una plaza para una foto grupal. La espera bajo el sol fue larga y me dio tiempo para observar y sentir. Ese fue el “click”, el punto de inflexión: hordas de mujeres llegando con el brazo en alto, trayendo sus luchas y exigiendo sus derechos fue realmente inspirador. Surgió un “levante la mano las que vienen por primera vez”… mire a mi alrededor y éramos tantas! Esto no se acaba, esto es cada vez más fuerte. Empezó a resurgir esa garra y me convencí que no estaba sola, que sí se puede, que las mujeres que luchan se organizan y que tenemos con qué. La significancia de esperar y recibir intensamente a la comisión de mujeres de Lear y Donelley era eso mismo, es decir TU lucha es MI lucha.
DOMINGO DE TALLER – Iglesia y Fuerzas Represivas FUERA. Años de represión e imposiciones eclesiásticas, y todavía tenemos encontrarnos subyugados por estas mismas instituciones irónicamente en un espacio donde se promete que es nuestro, por decisión de una comisión organizadora que nada nos representa, tomando decisiones arbitrarias como estas.
Cómo se puede hacer un plan de lucha nacional si las instituciones que nos reprimen y nos imponen las reglas de juego siguen siendo respaldadas e invitadas a participar con soltura por el PCR en cada ENM, me parece aberrante, solo se incita a la violencia y represión como nos tienen acostumbrados. Nada vamos a avanzar hasta que no se cambie la organización del ENM.
LA MARCHA – Apoyo totalmente la decisión de pasar por la Iglesia y los centros de Poder: ahí está el conflicto, ahí hay que poner la cara, el resto es sólo más show auspiciado por el PCR, con ese doble discurso de participación y compromiso, pero sin molestar a los poderosos.
Bastaba con echar una mirada a tu alrededor y darte cuenta de a quiénes se había mandado la orden de proteger con esos centinelas azules: a las mujeres que piden por sus derechos en una ciudad históricamente hostil por su influencia patriarcal y religiosa? O a las instituciones represivas y poderosas como la iglesia? Sí, a instituciones poderosas como la Iglesia. Estábamos solas, ante cualquier agresión, ante cualquier amenaza. Y seguimos, con firmeza, poniéndole el cuerpo y la garra hasta el final. En el acto de cierre de la marcha hablo nuestra dirigente, la comisión de mujeres en lucha de Lear, de Donelley, las compañeras de Bolivia, nuestras dirigentes regionales... Fue un hermoso momento de reflexión e inspiración. Regresamos con el cuerpo cansado pero el espíritu contento.
EL “APLAUSOMETRO” – La farsa continuaba: nos quedamos para el acto de cierre donde se elegía a través de un sistema tan moderno como los “aplausos” la próxima sede de los encuentros. Al subir nuestra dirigente, Andrea D’Atri continuaron los cálidos y afectuosos golpes y agresiones de la comisión organizadora. Así abrieron el encuentro y así lo cerraron: con mentiras como la de hacer creer que las decisiones son convenidas por la mayoría, con censuras y violencia, con corrupción e intereses ajenos al de la lucha de las mujeres imponiendo decisiones donde sólo el PCR y sus cómplices sacan provecho de todo esto. Quiero que en el próximo encuentro esto se acabe. La única forma es uniéndonos mujeres, organizándonos, participando con Pan Y Rosas, tomando este encuentro y haciéndolo nuestro realmente. Con acento cordobés te digo: Sumate a esta lucha, mujer combativa!