Martes 10 de marzo de 2015

IMPORTANTE APORTE DE PAN Y ROSAS-FIT A MADYGRAF

Carta a la Comisión de mujeres y a los trabajadores de MadyGraf bajo gestión obrera

Desde la provincia de Córdoba, venimos siguiendo con atención el proceso de recuperación y puesta a producir de la gráfica ex Donnelley, hoy MadyGraf bajo gestión obrera. Cuando nos enteramos de que quieren refuncionalizar la guardería, nos llenó de alegría y por eso decidimos donar $50000 al fondo de lucha de la Comisión de Mujeres. Queremos que cuenten con dinero para arreglos y modificaciones en ese espacio que pusieron en pie cuando la gestión obrera daba sus primeros pasos; cuando se proponían garantizar que todos los trabajadores decididos a tomar control de una fábrica en el corazón industrial de la Zona norte, pudieran hacerlo.

Desde la provincia de Córdoba, venimos siguiendo con atención el proceso de recuperación y puesta a producir de la gráfica ex Donnelley, hoy Madygraf bajo gestión obrera. Cuando nos enteramos de que quieren refuncionalizar la guardería, nos llenó de alegría y por eso decidimos donar $50000 al fondo de lucha de la Comisión de Mujeres. Queremos que cuenten con dinero para arreglos y modificaciones en ese espacio que pusieron en pie cuando la gestión obrera daba sus primeros pasos; cuando se proponían garantizar que todos los trabajadores decididos a tomar control de una fábrica en el corazón industrial de la Zona norte, pudieran hacerlo.

Sabemos que en esta situación en que están sacando adelante el control obrero, muchas de ustedes tuvieron que salir a trabajar. Por eso entendemos que para ustedes, las mujeres de la Comisión, contar con una juegoteca y jardín maternal se vuelve imprescindible a la hora de dedicarse por entero a pelear codo a codo con los varones, para sacar adelante la fábrica pero además, luchar por sus propios derechos como mujeres.

Tuve el gusto de conocerlas en el último Encuentro de Mujeres en Salta, donde airosas llegaban con sus remeras azules y la frente en alto para plantar la bandera de la lucha por la expropiación y estatización de la fábrica; para pelear contra los femicidios como el de Melina Romero y por todos los derechos de las mujeres trabajadoras.

Como militante de la Agrupación de mujeres Pan y Rosas y estando tan próximas a un nuevo día de internacional de las mujeres, no puedo más que sentirme orgullosa de poder alzar estas banderas junto a ustedes.

En este momento, me toca ocupar - en la provincia de Córdoba - una de las bancas que el Frente de Izquierda conquistó a nivel nacional. Acá, las mujeres sabemos bien lo que es luchar por el derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo, cuando el más elemental acceso al aborto no punible (ya legalizado), es violado por disposición de una Justicia machista sin sonrojarse ante la muerte de las mujeres pobres y trabajadoras que abortan en la clandestinidad.

En esta provincia, donde la narcopolicía, que asesina a los pibes pobres e hijos de trabajadores con el gatillo fácil, es la misma que secuestra a las niñas y mujeres para las redes de trata; bien sabemos lo que es pelear contra estas mafias que hacen negocios ilegales con la vida de las mujeres como Yamila Cuello.

En esta provincia, entendemos bien qué es luchar contra la violencia hacia las mujeres y los femicidios que se llevan a una de las nuestras, como Paola Acosta o Melina, cada 30 hs. Pero como no nos quedamos de brazos cruzados, empezamos a seguir su ejemplo, y en las escuelas como aquella en la que soy docente, pusimos en pie una Comisión de mujeres con más de cien jóvenes para demostrar, como ustedes lo hacen, que sí se puede y que las mujeres organizadas somos más fuertes!

Ustedes son un gran ejemplo de lucha. Es por todo eso (y cumpliendo con lo que me comprometí al asumir como legisladora) que hay razones más que suficientes para hacerles este aporte. Un aporte que sale de la plata que NO nos quedamos de la dieta de legislador, mientras yo sigo cobrando como una docente. El resto, lo aportamos a las luchas de los trabajadoras y del pueblo de nuestra provincia y el país, para ayudar a que triunfen.

Esperamos que hoy, este dinero les permita a ustedes refuncionalizar y agrandar la sala de juegos para que esos enormes “Pequeños de pie” sigan teniendo un lugar de diversión y de lucha. Esto debería reproducirse en cada fábrica, en cada hospital, en cada universidad, en cada escuela para que todas podamos organizarnos y pelear por nuestros derechos. La pelea por jardines maternales gratuitos sostenidos por el Estado y las patronales tiene que ser otra de las exigencias que se hagan sentir fuerte este 8 de marzo.

Esperamos aportar con este granito de arena para que ustedes y sus compañeros sigan siendo un ejemplo para toda la clase trabajadora, cuando las patronales quieran dejar a tantas familias en la calle como lo hizo la ex Donnelley. Desde acá los observamos y seguimos atentamente sus pasos.

Viva la lucha de las mujeres y de los trabajadores! Sí se puede!

Abrazos inmensos y fuerza para seguir luchando...

Laura Vilches,

Docente, Legisladora provincial del Frente de Izquierda (PTS)