Lunes 25 de marzo de 2013

FRENTE A LA GOLPIZA A PEDRO ROBLEDO

¡Basta de discriminación! ¡No a la persecución a la comunidad LGTB!

1 / 1

La agrupación de mujeres Pan y Rosas repudia la golpiza que recibió Pedro Robledo, de 21 años, cuando se encontraba en una fiesta, por parte de dos estudiantes del Colegio Marín de San Isidro, que lo atacaron al grito de "El Papa es argentino, no pueden haber putos argentinos". Envalentonados con la designación de Bergoglio como Papa, quien siendo arzobispo de Buenos Aires dijo que la aprobación del matrimonio igualitario era una "guerra Santa contra Dios", y con el enorme apoyo que le dio el gobierno nacional con la presidenta Cristina Fernández a la cabeza, junto a todo el arco opositor, el PRO, FAP, Carrió-Pino, UCR, estos jóvenes se creen en condiciones de agredir verbal y físicamente a los LGTB.

Si ingresamos al portal de esa escuela, no se ve una denuncia a estos graves hechos, sino la frase "Hoy Día del Niño por Nacer, apostemos por la Vida", toda una declaración de principios, en sintonía con el Papa, que es un férreo opositor a la legalización del aborto, incluso al cumplimiento del aborto no punible.
Nosotras somos ateas pero respetamos los sentimientos religiosos y defendemos el derecho a la libertad de culto, pero no podemos permitir estos atropellos ni que se pretenda imponer una ideología reaccionaria como es la discriminación sexual. No solamente manifestamos nuestro más amplio repudio, sino que también exigimos:

· Inmediata separación de la Iglesia del Estado y el cese de los subsidios a la educación religiosa amparados por las leyes de Videla bajo la dictadura militar.

· Por la anulación de todos los códigos contravencionales. Basta de represión y persecución a la comunidad LGTB. Justicia para Natalia Gaitán.

· Educación sexual, laica e integral con respeto a la diversidad en las escuelas, distribución gratuita y efectiva de anticonceptivos en los hospitales públicos de todo el país y la legalización inmediata del aborto para que no haya más mujeres muertas por interrumpir su embarazo en la clandestinidad.

Las mujeres queremos decidir sin que ni la Iglesia, la justicia y el Estado se entrometan!

Pan y Rosas
En la Secretaría General del CEFyL
En la Secretaría de la Mujer del CECSo