Viernes 8 de octubre de 2010

KRAFT - TERRABUSI

Acompáñennos en esta gran campaña por la salud de las trabajadoras

Por Lorena Gentile, delegada de la Comisión Interna de Kraft-Terrabusi

JPEG - 25.4 KB

Este año las trabajadoras de Kraft-Terrabusi viajamos a Paraná con una nueva Comisión Interna y a un año de una de las luchas más importantes de los últimos 30 años, que enfrentó los despidos arbitrarios y discriminatorios de esta multinacional yanqui. Las mujeres de Kraft-Terrabusi el año pasado nos pusimos de pie contra la Gripe A y en reclamo de que se cuide nuestra salud, y por eso fuimos fuertemente atacados/as por esta empresa explotadora que no tuvo mejor idea que despedir masivamente. Pero salimos a luchar y enfrentamos a la patronal, al sindicato de Daer, al gobierno y a la policía que nos reprimió salvajemente. A partir de allí fortalecimos nuestra pelea, haciendo una experiencia enorme ligada a la lucha y la organización de los trabajadores y trabajadoras de conjunto.

A principio de año con nuestra lucha conquistamos un aumento salarial del 35% en el gremio de la alimentación, que luego se impuso como monto de negociación para el conjunto de obreros y obreras de todo el país, muy a pesar de las burocracias sindicales, las empresas y el gobierno. Impulsamos ya dos Encuentros de trabajadores, cuerpo de delegados, comisiones internas y sindicatos combativos y antiburocráticos con los obreros y obreras de Zanon y Cerámica Stefani, Pepsico, Donelley, entre otras organizaciones de base en la zone norte que es el cordón industrial más importante del GBA.

Lejos de que nuestra presencia sea meramente testimonial, junto con decenas de compañeras llevamos a este Encuentro nuestra experiencia de lucha, y en medio de un conflicto abierto luego de la muerte de la compañera Marcela Ortega, joven madre de tres hijos, a lo que las y los trabajadores respondimos inmediatamente con un paro de 48 horas. Marcela fue víctima de la sed de ganancias de esta patronal que se venía manejando con un sistema perverso de funcionamiento del departamento médico en donde no solo te descontaban los días por enfermedad, desconociendo certificados médicos y enviando telegramas intimando a interrumpir nuestro reposo y presentarnos a trabajar, sino que además si concurrías con una dolencia, te medicaban y te mandaban nuevamente a tu sector. Esto paso con Marcela quien fallece en su puesto de trabajo desatando así la bronca e indignación de todos nosotros/as

Participar y aportar esta experiencia en este Encuentro en donde participarán miles de mujeres trabajadoras de todo el país nos parece muy importante y desde allí lograr el apoyo de tantas miles de mujeres a la lucha que venimos dando.

Sabemos que nuestras banderas son levantadas por una gran parte del movimiento obrero, desde quienes no ven en la burocracia de sus sindicatos una representación genuina, desde quienes toman nuestro ejemplo para organizarse y son parte de ese 80% de la masa asalariada a quienes se les niega el derecho a tener representación y más del 20% de trabajadores/as informales que encuentran sus voces en nuestros reclamos.

Pero las mujeres trabajadoras entendemos que así como las patronales pretenden adueñarse de nuestra salud, las mujeres también sufrimos que se nos niegue el derecho a disfrutar plenamente de nuestra maternidad, ya que con las largas y extenuantes jornadas laborales que nos imponen no tenemos tiempo suficiente para dedicarle a nuestros hijos/as. Como si esto fuera poco son miles las mujeres trabajadoras que deben ocultar sus embarazos -e incluso esconder que son madres- para preservar sus puestos, como denunciaron en más de una oportunidad las obreras despedidas de Felfort. A la vez, se nos niega el derecho a decidir sobre nuestras vidas, son más de 500 las mujeres pobres y trabajadoras que mueren por año en nuestro país por abortos clandestinos, mientras la Iglesia está en contra del derecho al aborto y se opone también al uso de anticonceptivos.

Desde la Comisión Interna de Kraft-Terrabusi queremos proponer a las miles de mujeres que participan del Encuentro impulsar una gran campaña nacional por la salud de las trabajadoras y trabajadores, y para eso creemos que es necesario que en este Encuentro se vote un plan de lucha por todos nuestros derechos y para poder decidir sobre nuestros propios cuerpos. La lucha es el camino para enfrentar a este sistema de explotación que se lleva vidas y salud de miles de mujeres trabajadoras.

No más ganancias a costa de nuestras vidas y nuestra salud!




Temas relacionados

Encuentros Nacionales de Mujeres    /    Trabajo