Martes 28 de marzo

TUCUMÁN

Absolvieron a Belén: un triunfo de la lucha por nuestros derechos

La Corte Suprema tucumana revocó la sentencia de ocho años de prisión impuesta a la joven condenada por haber sufrido un aborto espontáneo.

Alejandra Arreguez@AleArreguezPTS

Fotografía: Sebastían Lorenzo Pisarello.

Tres palabras comenzaron a replicarse en la tarde de ayer: absolvieron a Belén. Tras meses de espera, la Corte Suprema de Justicia de Tucumán falló sobre el recurso de casación presentado por la defensa de Belén, la joven condenada a ocho años de prisión por haber sufrido un aborto espontáneo. “Absolver a ‘Belén’ del delito de homicidio agravado por el vínculo mediando circunstancias extraordinarias de atenuación”, señala la sentencia firmada en forma unánime por Antonio Gandur (presidente), Daniel Posse y Antonio Estofán (vocales).

Belén ingresó al hospital Avellaneda en la madrugada del 21 de abril de 2014 con fuertes dolores abdominales. En el Servicio de Ginecología le informaron que estaba sufriendo un aborto espontáneo y desde ese instante personal del Hospital y la policía comenzaron a hostigarla acusándola sin ninguna prueba de haber “asesinado a su hijo”. “Solo quería que me ayudaran y terminé presa, rodeada de policías y dedos acusadores. ¿Nadie se preguntó cómo me sentía yo esa noche? Me acusaban y me preguntaban si yo me había hecho un aborto”, contó Belén en una carta el año pasado. La joven pasó del hospital directamente al Penal de mujeres, donde esperó el juicio durante 23 meses.

El proceso judicial estuvo plagado de irregularidades: basado en pruebas que se tomaron de forma ilegal violando el secreto médico, con una defensa oficial negligente y la omisión de pruebas contundentes como un análisis de ADN, como demostró su abogada Soledad Deza. Sin embargo, el tribunal de la Sala III –integrado por Dante Ibañez, Néstor Macoritto y Fabián Fradejas– la condenó a ocho años de prisión. “A nadie le importé yo. Es una ignorante, no sabe nada dijeron seguro y me condenaron junto con la policía. Después también me condenó la Justicia aunque yo les dije que no hice nada, que no maté a nadie. Yo ni sabía que estaba embarazada”, escribió Belén cuando aún estaba presa.

El gobernador Juan Manzur (ex ministro de Salud del kirchnerismo) llamó a ser “respetuoso” del fallo reaccionario. El presidente Mauricio Macri dijo que el de Belén era “un tema delicado” pero que “ni pensaba” despenalizar el derecho al aborto.

El 18 de agosto del año pasado Belén recuperó su libertad y pudo reencontrarse con su familia luego de 900 días en prisión. Dos días antes, la Corte Suprema había revocado la prisión preventiva que los jueces de la Sala III se empecinaban en mantener.

Te puede interesar: Tras su libertad: Hoy también Belén somos todas

Un triunfo de la lucha por nuestros derechos

El fallo que condenó a Belén tenía también como intención disciplinar y regimentar el derecho de las mujeres a decidir sobre nuestros cuerpos. La absolución de Belén es un duro golpe para los sectores reaccionarios que han sostenido una intensa campaña mediática. En la provincia de Marita y Paulina, el movimiento de mujeres la convirtió en la capital de la organización por nuestros derechos.

Ni bien nos enteramos de la noticia de injusto encarcelamiento, las mujeres de Tucumán pusimos en pie la Mesa por la libertad para Belén, que luego se replicó en decenas de localidades y provincias. Con esa fuerza, desarrollamos una enorme campaña de denuncia que puso al descubierto la impunidad con la que actúa la justicia misógina y clasista de la provincia, que la condenó por ser mujer, joven y pobre. Al mismo tiempo que pusimos al desnudo el amparo que le prestan las fuerzas políticas mayoritarias y los sectores más reaccionarios de la sociedad, como la jerarquía de la Iglesia, rodeamos su lucha de solidaridad, organizamos decenas de volanteadas, pegatinas, conferencias de prensa, cortes de calle y movilizaciones masivas que llevaron la voz de Belén a cada rincón del país. Trascendimos las fronteras, y logramos que organizaciones internacionales como Amnisty e incluso la propia ONU se pronuncien a favor de Belén.

Te puede interesar: #LibertadParaBelén: toda la cobertura de La Izquierda Diario

Desde Pan y Rosas y el PTS en el Frente de Izquierda, llevamos su reclamo de libertad y absolución a todos los lugares de estudio y de trabajo, y también a las legislaturas en las que tenemos representación, como la de Neuquén, CABA, Córdoba, Mendoza y el Congreso de la Nación, junto a nuestra compañera Myriam Bregman, logrando importantes pronunciamientos que fueron aportados a la causa, con una enorme repercusión.

Te puede interesar: Diputados del Frente de Izquierda exigen inmediata liberación de Belén

Llevamos adelante una lucha inmensa, en un gran frente único junto a decenas de organizaciones de mujeres, sociales, políticas y de la izquierda, y logramos torcerle el brazo a lo más rancio del peronismo gobernante y la derecha clerical, la justicia misógina y clasista y el régimen político de la provincia, que cuenta con un macabro historial de impunidad y encubrimiento de crímenes contra las mujeres.

Hoy, la primera conclusión que nos llena de orgullo, es que luchar vale la pena!

Un puntapié para enfrentar el oscurantismo de Zecca

En Tucumán, donde gobierna el ex ministro de salud del kirchnerismo Juan Manzur, este triunfo se da en el marco de un clima reaccionario impulsado por la Iglesia Católica. El arzobispo Alfredo Zecca salió a atacar virulentamente la masiva movilización del Paro Internacional de Mujeres el pasado 8 de Marzo. Haciendo gala de su misoginia dijo que hay una “exageración” con los femicidios y lanzó una enfurecida campaña de amenazas y persecuciones contra un grupo de activistas que realizaron una intervención denunciando al patriarcado. Al Arzobispo, lo que en realidad le molestó es que hayamos sido miles en las calles reclamando nuestros derechos. Por eso, como sucedió con Belén, la campaña oscurantista logró el apoyo de todo el arco político, desde el Frente para la Victoria a las diferentes alas del Acuerdo para el Bicentenario.

Es que todos los bloques que gobiernan la provincia actúan bajo las órdenes del Arzobispado y cierran filas para negarnos nuestros derechos. En más de 10 años, en el recinto de la legislatura siquiera se discutió la adhesión a ley de Educación Sexual Integral que implicaría enfrentar la injerencia de la Iglesia en la formación pública. Tampoco se discutió la adhesión a la Ley de Salud Sexual, para garantizar el acceso a la anticoncepción gratuita en todos los centros de salud.

Las grandes movilizaciones que venimos protagonizando las mujeres, tanto a nivel nacional como provincial, ya demostraron que no estamos dispuestas a esperar de brazos cruzados que la agenda por nuestros reclamos se instale en la esfera política. La jornada del pasado 8 de marzo, fue un ejemplo de ello, y tenemos planteado darle continuidad.

El proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) elaborado por la Campaña Nacional Por el Derecho el Aborto ya fue presentado 6 veces consecutivas en el Congreso de la Nación y la alianza entre los partidos mayoritarios (principalmente del kirchnerismo y de Cambiemos), impidió su tratamiento, mientras una de nosotras muere cada día por las consecuencias de la clandestinidad del aborto. Como vuelve a recordar la noticia de absolución de Belén, cuando las mujeres nos proponemos hacer temblar la tierra, cuando nos organizamos y salimos de a miles a las calles a gritar #NiUnaMenos para hacernos sentir, logramos instalar nuestros reclamos, visibilizar lo que los medios tapan, demostrar que la violencia machista es un grave problema social que tiene responsables políticos y requiere medidas urgentes. Hoy, este enorme movimiento de mujeres que recorre el país y el mundo cuenta con una conquista para celebrar: Belén retornó a su casa y su libertad es definitiva. Eso tiene que llenarnos de fuerzas para redoblar nuestra lucha.

Cómo seguimos

En medio de la oleada represiva que se intenta desarrollar en la provincia, la absolución de Belén es una fuente de energía y entusiasmo para ponerle un freno al ataque oscurantista de Zecca y las fuerzas políticas locales, tanto del PJ-FPV gobernante como de la oposición.

También significa apropiarnos del aprendizaje político de esta lucha, fortalecer el movimiento de mujeres con una perspectiva independiente de la Iglesia y las fuerzas políticas tradicionales.

Desde Pan y Rosas y el PTS en el Frente de Izquierda te invitamos a organizarte con nosotras, en tu barrio, tu escuela, tu lugar de estudio o de trabajo, para fortalecer y redoblar la apuesta, para que no haya ni una muerta más ni una presa más por la criminalización y la clandestinidad de esta práctica y para que de una vez por todas se garantice nuestro derecho a la educación sexual, la anticoncepción gratuita y el aborto legal.




Temas relacionados

Derechos y Libertades Democráticas    /    Salud    /    Derecho al aborto