Viernes 3 de abril de 2009

CIUDAD DE BUENOS AIRES

A 7 años de la desaparición de Marita Verón ¡Basta de impunidad!

Al cumplirse 7 años de la desaparición de Marita Verón, nos movilizamos en distintas provincias para exigir al gobierno su aparición con vida YA y denunciar la terrible situación que viven miles de mujeres en nuestro país, víctimas de las mafiosas redes de trata de personas para la prostitución sexual.

Durante el gobierno de los Kirchner, la trata de mujeres para la explotación sexual aumentó increíblemente en Argentina, donde todos los días hay nuevos casos de jóvenes secuestradas y desaparecidas por las redes de trata y prostitución.

Marita Verón, Florencia Pennacchi, Fernanda Aguirre, Andrea López, María Guillem, María Quevedo, María González Ríos, son algunos de los nombres de las más de 600 mujeres que desaparecen por año en en nuestro país, en un negocio que mueve millones a nivel mundial. -¡Suficiente dinero para comprar el silencio y la impunidad de proxenetas y tratantes, cuando no, la complicidad societaria de jueces, policías, gobernadores y funcionarios nacionales y provinciales!

A 7 años de la desaparición de Marita Verón exigimos al gobierno su aparición con vida YA y denunciamos que tanto los gobiernos nacional y provinciales, como la oposición reaccionaria y clerical, la justicia y otras instituciones y funcionarios del Estado son responsables de la terrible situación que viven cientos de mujeres en nuestro país, victimas de las perversas redes de trata de personas que estos sectores amparan, cuando no promueven activamente.

Sostenemos que para terminar con tanta impunidad es necesaria la más amplia unidad. Tenemos que ser miles en las calles para exigir:

- Castigo efectivo a los proxenetas y todos los implicados en este aberrante negocio. Atención integral de las mujeres en situación de prostitución que incluya, además de asistencia jurídica, médica, psicológica y social, la posibilidad de otras opciones de vida con salarios equivalentes a la canasta familiar y el acceso gratuito a todos los niveles de educación que las mujeres requieran, además de vivienda, pleno acceso a la salud y la educación.

- Que se vete la ley de trata, promulgada por el Congreso, ya que significa facilitar el comercio de los proxenetas, y despenaliza toda posible sospecha que pueda pesar sobre ellos. Esta ley define a la trata como un delito federal pero sólo si la víctima mayor de dieciocho años denuncia que ha sido amenazada, coaccionada, raptada o extorsionada. Nadie que esté esclavizada y amenazada va a denunciar que está en ese lugar obligada por otros!

- Basta de persecución policial y criminalización de las mujeres en situación de prostitución. Pleno derecho a autoorganizarnos por nuestras demandas.

- Desmantelamiento de las redes de trata y prostitución. Aparición con vida ya de todas las mujeres y niña/os desaparecida/os. Recuperación inmediata de la identidad de los niños/as nacidos/as en el cautiverio de la esclavitud sexual.

- Ninguna confianza en la justicia, en los funcionarios cómplices, la policía y otras fuerzas represivas, principales socias de este gran negocio. Exigimos la conformación de organismos de investigación de las redes de trata en manos de víctimas, sus familiares y organizaciones de mujeres y de derechos humanos independientes de estos sectores, para esclarecer cada hecho y avanzar en la lucha por terminar con la violencia que sufrimos las mujeres.